El grupo racista y antisemita alt-right (derecha alternativa) celebró el triunfo de Donald Trump con una reunión en Washington que dio para todo.

“Hail Trump! Hail our people! Hail victory!”, gritó Richard Spencer, presidente del National Policy Institute y líder del movimiento.

El duro mensaje de su líder motivó a los presentes para hacer, nada más y nada menos, que… el saludo nazi, como se puede ver en el video del medio The Atlantic.

En medio de esta euforia que recuerda los peores tiempos de Occidente, el político aseguró que “Estados Unidos era hasta esta última generación un país blanco, diseñado para nosotros y nuestra posteridad. Es nuestra creación nuestra, es nuestra herencia y nos pertenece a nosotros”.

Tras la victoria de Trump múltiples abusos y altos grados de violencia han enfrentado las minorías en Estados Unidos. De alguna manera, los valores racistas y discriminatorios se han visto respaldados tras la elección del republicano.