En agosto de este año, una pareja de lesbianas denunció haber sufrido agresiones físicas y verbales por parte de los vendedores y guardias de la tienda Ripley del Costanera Center. En aquella ocasión, una joven que se probó una chaqueta besó a su pareja. “Aquí no hay ropa para gente como ustedes” y “ya, mariconas culiás (sic), no las queremos ver más por aquí“, son algunas de las frases que les dijeron.

Esta situación provocó que solo días después se organizara una disruptiva besatón LGBT en la multitienda.

Es por eso que llama la atención que ahora, ad portas de la celebración del día contra la violencia de la mujer el próximo 25 noviembre, la empresa del retail controlada por la familia Calderón decida sumarse al llamado de erradicar todo tipo de violencia machista. Lo hace, eso sí, a su manera.

Ripley, junto a revista Caras y ONU Mujeres, desde un enfoque meramente de “moda” o “tendencias”, lanzaron una campaña llamada #Únete #xnosotras, que consiste en regalar poleras de la multitienda con mensajes como #NiUnaMenos o “te metes con una, te metas con todas”. El rostro es la conductora de televisión Diana Bolocco.

Las poleras se repartirán exclusivamente en Ripley del Parque Arauco y en el video promocional se ve a Bolocco posando con las prendas.

#Únete #XNosotras from Revista Caras on Vimeo.

Ninguna mención a femicidios ni un llamado a la movilización contra la violencia de género del próximo 25 de noviembre. La campaña se ha difundido por redes sociales y ha sido cubierta en televisión bajo el rótulo de famosas que se unen a una campaña feminista. Sin embargo, ninguna de ellas es activista de la causa.