Es una de las estrellas del periodismo argentino y así es presentado en su paso por el país. Jorge Lanata, fundador del emblemático diario Página/12 y autor de diversos libros como “La ruta del dinero K”, está en Chile.

Lanata iba a dar una charla magistral llamada “La corrupción como erosión de la democracia, periodismo de investigación”, la que finalmente fue cancelada. Su única actividad fue en el Congreso de Mujeres Periodistas y distintas entrevistas condescendientes hacia él donde atacó al kirchnerismo y la corrupción, en CNN Chile y El Mercurio.

Pero pese a su amplio currículum y diversos reconocimientos, Lanata ha sido cuestionado al otro lado de la cordillera en su trabajo periodístico. Fiel opositor al kirchnerismo, hoy conduce espacios importantes en Radio Mitre y Canal 13 de Argentina, dos medios del poderoso grupo multimedial Clarín. Lanata es también columnista del diario del mismo nombre.

Clarín tuvo una relación particular con el kirchnerismo. Durante el gobierno de Néstor, la relación fue cercana, cosa que cambiaría a partir de 2008 cuando se dio el llamado paro agropecuario patronal, en el que Clarín tomó una posición y el gobierno de Cristina la radicalmente opuesta. La hostilidad se volvió costumbre a partir de entonces. Tanto, que el propio editor del medio, Julio Blanck, reconoció en una entrevista con La Izquierda Diario que “en Clarín hicimos periodismo de guerra (…) y ganamos”.

Lanata, según contó en entrevista en CNN Chile con Tomás Mosciatti, también fue opositor a Clarín en sus tiempos de Página/12. Pero después de ese quiebre entre Clarín y el kirchnerismo, es que el periodista es convocado por el grupo multimedia, aceptando el espacio en Radio Mitre porque el gobierno le habría “cerrado” los otros espacios en radio.

Misógino

Lanata inauguró hoy el Congreso de Mujeres Periodistas celebrado en la Universidad Católica, pese a que el periodista ha sido cuestionado por su misoginia. Una vez denunció que la periodista y hoy diputada Gabriela Cerruti, con quien trabajó en Página/12, conseguía información del entorno del ex presidente Carlos Menem “porque tenía relación cárnica con alguien o con Menem o Ramón Hernández, o Kohan, pero tenía buena información”.

Ante eso, la prestigiosa periodista argentina María O’Donnell denunció las mentiras y machismo difundidas por Lanata.

“Lanata aprovecha la coyuntura del sentido común conservador y cae en la más recalcitrante, ignorante e histórica manera de desestimar a las mujeres, que es siempre la misma desde Juana de Arco a Cristina Fernández, pasando por Evita Perón. La acusación supone no ser una mujer decente, ya sea por lo sexual o por la ambición de poder público (ambas acciones son actos disruptivos del estereotipo de lo femenino hegemónico). Tener una vida sexual es ser puta y ambicionar decidir por todos y para todos es de loca que se atreve a salir de lo doméstico, de lo irreductiblemente propio. En este sentido cuando se apela a la vida sexual de una persona pública como Gabriela Cerruti, es un modo de desacreditar y poner en juicio la credibilidad. Lo que le pasa a Cerruti nos pasa a todas en distintos ámbitos, siempre”, dice Florencia Carmona, directora del Observatorio de Género de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social.

Cerruti presentó una denuncia por injurias contra el conductor, quien finalmente fue condenado a pagar una multa y a leer la sentencia en su programa radial.

Otro episodio polémico de carrera es cuando se discutía el matrimonio igualitario en Argentina y lanzó duros insultos contra Florencia de la V, actriz trasandina, quien en en 2010 logró cambiar su nombre de nacimiento y se convirtió en la primera travesti en lograrlo sin que se considere su condición una patología.

“Cuando a Flor de la V le dan el documento y dice ‘soy mujer, soy madre’, discúlpame, en todo caso sos padre, pero me da lo mismo. Definite vos como quieras pero que la corrección política no te lleve a negar algo evidente porque si no somos tarados”, dijo en su momento Lanata, según consigna La Nación.

La actriz presentó una denuncia y Lanata, de nuevo, estuvo obligado a disculparse, pero volvió a insistir en su pensamiento: “Creo que Flor de la V es un travesti y punto, no creo que con eso esté ofendiendo a nadie. ¿Cómo es que un tipo dice que no existió el holocausto y no lo denuncian y a mí que digo que Flor de la V es travesti sí me denuncian? Estoy a favor de la adopción por parte de los gays, pero nada de esto quita que Flor de la V sea travesti y para defenderla no necesito que ella se transforme en algo que no es, no tiene que ser mujer para que yo la defienda, la defiendo como travesti”.

Otro polémico episodio donde mostró su faceta machista es cuando en su programa Periodismo Para Todos se mandó una editorial donde denigró de toda forma a Cristina Fernández, al punto de decir que su gran mérito es ser “viuda de Kirchner”. También la trató de “pobre vieja enferma y sola” y de “prostituir todo lo que tocó”.

Noticias falsas

Pese a su extenso y reconocido currículum, Lanata también ha sido cuestionado en cuanto a su trabajo periodístico.

Uno de sus reportajes más importantes fue una semana antes de las elecciones del año pasado en Argentina, en el que acusó al entonces vocero de gobierno y candidato a gobernador por Buenos Aires Aníbal Fernández de ser el autor intelectual de un triple asesinato vinculado al narcotráfico.

En 2008 aparecieron muertos Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, abandonados en un camino de tierra en la localidad bonaerense de General Rodríguez. Empresarios farmacéuticos, sus cuerpos tenían evidencia de tortura tras seis días de secuestro. Mientras avanzaba la investigación, se fue conociendo la ligazón de Forza al narcotráfico, específicamente al tráfico ilegal de efedrina. Entonces aparecen los nombres de los sospechosos, Esteban Ibar Pérez Corradi y los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Marcelo Schillaci. En diciembre de 2012, los tres últimos fueron condenados a cadena perpetua.

Los empresarios asesinados tenían la protección de un personaje identificado como “La Morsa”, pero se desconocía de quien se trataba. Entonces es cuando Lanata entrevista a Martín Lanatta, quien dice en su programa Periodismo Para Todos (horario prime en televisión abierta) que el misterioso personaje no era otro que Aníbal Fernández y que él era el autor intelectual del triple crimen. Faltaban siete días para los comicios y la imagen del vocero se fue a piso.

Fernández perdió la elección ante la candidata del PRO (partido de Mauricio Macri) María Eugenia Vidal, poniéndole fin a más de 30 años de mandato peronista en la provincia más grande del país.

El problema es que el principal testigo de dicha acusación solo lo dijo en televisión y nunca más. Ante la justicia reiteró en más de una ocasión no conocer a Aníbal Fernández. Incluso su abogado salió directamente a “desmentir lo que yo sé que ocurrió, salgo indignado porque lo están utilizando como una herramienta política cuando Martín no tiene recursos económicos ni procesales como para poder mejorar su situación”, según consigna El Destape.

“No estaba autorizado por mi ni por nadie a decir semejante barbaridad. No es cierto lo que dijo por lo que tengo entendido y que toda la vida compartí con él”, agregó el abogado, quien enfatizó en que “no tiene dudas” que el sospechoso recibió beneficios económicos por decir eso en televisión.

Otra polémica situación se dio hace poco más de un mes, cuando denunció que una banda de narcotráfico opera impune en Rosario. De hecho, mostró en televisión la casa de los supuestos narcos. Pero para infortunio del periodista, apareció la familia que vive en esa casa denunciando a Lanata de que ellos no son narcos y que llevan 12 años viviendo ahí.

“No sabemos qué hacer, esta mañana fuimos a la fiscalía e hicimos la denuncia por el escrache de Lanata. No lo puedo creer, estuvimos una vida entera para hacer una digna casa y ahora esto. Mucho no puedo hablar, porque estoy con mucha bronca, mucha tristeza. Jamás tuvimos problemas con la Justicia”, dijo Aurora Vera, la dueña del hogar según informa Infobae.

Los informes de Periodismo para Todos son vistos cada vez con más suspicacia debido a la falta de chequeo de fuentes. En julio, Lanata denunció a la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), organización vinculada al Papa Francisco, de malversación de fondos a través de un convenio con la Subsecretaría de Vivienda y Urbanismo.

El problema es que el titular de la organización, Juan Gabrois, llamó directamente a Lanata para desmentirlo. El periodista, descolocado -demostrando que no manejaba el detalle la información que denunció- aseguró que revisarían los antecedentes y si cometieron un error se retractarían.