Tras cinco años de tramitación, la Reforma al Código de Aguas superó su primer trámite constitucional, y fue aprobada con 63 votos a favor y 32 en contra, en la Cámara de Diputados.

En su intervención durante la votación del proyecto, el diputado Gabriel Boric señaló que “el Código de Aguas es uno de los lastres que aún tenemos vigente de la dictadura cívico militar, este permitió que la Dirección General de Aguas conceda a entidades privadas los derechos de aprovechamiento de uso de agua gratuitamente y a perpetuidad. Situación que es única en el mundo”.

A su vez, Boric resaltó que Chile es un país hídricamente diverso con 101 cuencas con características diferentes a lo largo del país; “Santiago es la segunda región más seca del país después de Antofagasta y 6.645 veces más seca que Aysén”, añadiendo que “Tenemos un país hídricamente heterogéneo, pero con normas homogéneas impuestas desde Santiago”.

El diputado por la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena se refirió también a los casos de políticos involucrados en conflictos de agua, señalando los casos de denuncias de robo de agua en contra de Edmundo Pérez Yoma, Osvaldo Junemann, Marcelo Triveli y el ex diputado Eduardo Cerda.

Revisa la intervención del diputado acá: