Este sábado en la sala 511 de la Escuela de Artes y Oficios (EAO) de la Universidad de Santiago (Usach) se reunirán a las 11 de la mañana distintas fuerzas de izquierda del sector poniente de Santiago.

Con el cambio del sistema binominal en el sistema parlamentario, se reorganizaron las comunas en 28 distritos electorales para la elección de diputados, con un número de escaños que varía de tres a ocho.

Entre los que eligen a más diputados está el distrito 8 -que reúne a las comunas de Colina, Lampa, Tiltil, Quilicura, Pudahuel, Estación Central, Cerrillos y Maipú-. Es por esto que las organizaciones consideran fundamental empezar a aunar voluntades para lograr representación fuera de Chile Vamos y la Nueva Mayoría.

El evento fue convocado por el movimiento de pobladores Ukamau de Estación Central y ya tiene la participación confirmada de el Partido Igualdad, Poder, Izquierda Autónoma, Movimiento Autonomisa, Revolución Democrática, Izquierda Libertaria y Nueva Democracia. Sin embargo, se espera que asista cualquier persona que quiera aportar en el territorio.

La carta de convocatoria que han hecho circular cita al propio gobierno respecto a las probabilidades de lograr ese objetivo: “Con el sistema binominal los candidatos a la Cámara sin partido o no pertenecientes a un pacto debían juntar cerca del 30% de los votos para ganar la elección. Con la reforma electoral este número desciende a 25% en los distritos de 3 diputados, baja a 20% en los de 4, a 17% en los de 5, a 15% en los de 6, a 13% en los de 7 y a 11% en los que se escojan 8 diputados”.

Además, la carta de invitación se asegura: “Es de suma importancia para las fuerzas políticas emergentes, evitar la dispersión del voto y centralizar todo el voto de izquierda y progresista en una sola lista relevante (…) Es más: prácticamente la única posibilidad de conseguir un(a) representante en el distrito es a través de alcanzar este grado de unidad electoral previa”.

El comunicado también establece un diagnóstico respecto a las últimas municipales: “Si bien se profundiza la crisis del bloque dominante, y particularmente la descomposición y descrédito de la NM, como sector no se puede decir que hayamos sido capaces de capitalizar este proceso. Si bien ha permitido algunos resultados importantes -bajo condiciones especiales- como en Valparaíso este año y en Santiago y Punta Arenas para las parlamentarias pasadas, no podemos decir que se haya producido un desplazamiento de la votación de base de este conglomerado hacia algún otro sector”.