En una votación que duró hasta pasadas las dos de la mañana de este viernes, el Senado aprobó el Presupuesto de 2017. Ahora el proyecto pasa a tercer trámite a la Cámara de Diputados.

El programa de fortalecimiento para la educación superior fue rechazado, incluyendo la gratuidad y la ampliación de becas hacia el sector privado.

El Ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, dijo que “hoy día, tal como está el Presupuesto, no tiene recursos para las universidades estatales, basales y también en programas en becas en general”.

Según comentó Jaime Quintana, la extensión de la Beca Bicentenario a instituciones privadas fuera del Consejo de Rectores, es una “renuncia”.

“Esto que se está pretendiendo hacer de traspasar becas que tradicionalmente han sido becas Cruch, de universidades estatales y de las universidades del G9 a universidades del grupo Laureate, francamente nos parece un contrasentido con la propuesta original de la presidenta Bachelet. Esto es una renuncia. Si el gobierno insiste en esto es una renuncia de la renuncia y en eso no lo vamos a acompañar”, consignó Bío Bío.