La multitienda del retail Ripley se sumó a la campaña #NiUnaMenos de una forma bastante polémica: promocionando poleras con consignas alusivas a la campaña. Se trata de la misma empresa que en agosto protagonizó un ataque lesbofóbico y que día a día promueve ese estereotipo de la mujer del físico perfecto.

Es ese oportunismo y contradicción contra el que apuntó la periodista Beatriz Sánchez en su editorial en Radio La Clave esta mañana, el día en que se conmemora el día contra la violencia hacia la mujer.

 

“No me parece mal que se tomen estos conceptos y que se traten de instalar desde otras ópticas. Sí me llama la atención los dobles discursos. Es como el día de la mujer o el día de la madre, ¿qué queremos revelar esos días? ¿Cuánto de farándula tienen estos días? Me distancio de estas formulas de acercarse al retail para días como estos. Con harto espanto vi que para el día de la mujer había descuentos en ropa, zapatos, en fin, farundalizando algo que es mucho más serio, que tiene que ver con la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres. Y se tomaba el día del a mujer como un día de compras”, partió diciendo Sánchez.

Entonces disparó contra la campaña de ONU Mujeres, Ripley y Revista Caras: “¿Cuanto del debate profundo, que tiene que ver con la violencia de género, se contiene en una polera que uno puede comprar?” 

“La violencia de género no es solo el momento del femicidio, que es el momento más extremo, sino que se vive todos los días. Nos dicen cómo tenemos que vestirnos, cuántos hijos tenemos que tener, cómo tenemos que hablar, qué se espera de nosotras, que seamos mujeres madres, ese es el marco de la mujer chilena y eso es violento también”, continuó la conductora. Entonces, pasó a cuestionar directamente a la empresa del Ripley. “Me pregunto, ¿cuántas mujeres tiene en su directorio tiene Ripley? ¿No sería mejor que hiciera un directorio paritario y no que vendiera poleras?”.

“La falta de presencia de la mujer en puestos clave es una forma violenta de relacionarse con las mujeres. Si uno mira el directorio de Ripley, son 9 directores. Son 7 hombres y 2 mujeres, ¿no hay violencia en eso? ¿En que no haya paridad a la hora de instalar gente en una mesa que tiene que dictar todas las políticas de esa compañía?”, agregó.

Entonces la periodista se preguntó si Ripley entregaba sin problemas permisos de pre y post natal, sobre si la imagen de la mujer que promueve Ripley es diversa o no. “Eso también es violento, no basta con vender una polera que diga #NiUnaMenos, no basta con poner leyenda alusivas a derechos de las mujeres, que me parece muy bien, pero tiene que haber coherencia”.

Coherencia en estos días y no tanta farándula. Me gustaría que las empresas hicieran un compromiso para que en sus prácticas internas terminen con la desigualdad hacia la mujer y no hacer ofertas en compras de zapatos o carteras, faradulizando un tema que es profundo”, finalizó Sánchez.