Los diputados de la UDI Renzo Trisotti, Andrea Molina, Issa Kort y Felipe Ward, junto a sus pares de RN Paulina Núñez y Gonzalo Fuenzalida, elaboraron un proyecto de ley que busca actualizar la legislación sobre la materia migratoria, la cual data de 1975, buscando establecer nuevos requisitos tanto para ingresar como para permanecer en el país.

Los parlamentarios acusan al gobierno de evadir el tema, pese a que se ha manifestado la voluntad de modificar la legislación vigente. Sin embargo, se ha pospuesto el ingreso tres veces, según informa BioBio. Es por eso, que en una reunión de Chile Vamos, decidieron tomar cartas en el asunto.

Afirmando que la legislación actual es obsoleta, los diputados plantean una iniciativa que tienen como algunos de sus puntos los siguientes aspectos:

– Tener un patrimonio suficiente para permanecer en Chile, entendiéndose por tal aquel que permite cubrir las necesidades fundamentales.
Ejercer una profesión u oficio lícito.
– Solicitar cédula de identidad ante el Servicio de Registro Civil dentro del plazo de 90 días contados desde la fecha de entrada en vigencia del respectivo Permiso de Residencia, e informar cualquier cambio de domicilio

Además, quienes residan en el país, deberán acreditar que cumplen los requisitos anteriores cada seis meses en la gobernación que les corresponda. Si no las cumplen, se pueden ver enfrentados a multas o incluso revocación de permisos y expulsión del país, haciendo énfasis en la tolerancia cero hacia quienes cometan delitos.

Los extranjeros deberán acreditar el cumplimiento de dichos requisitos cada seis meses, en la gobernación correspondiente.

Al ser consultado al respecto, el diputado Kort planteó que “nosotros estamos por una política de fronteras abiertas, pero donde las reglas sean modernas y claras para todos, y para eso se necesita contar con una nueva legislación”.

En tanto la diputada Molina sostuvo que “tanto a los chilenos como a los extranjeros que viven en Chile, debemos protegerlos de quienes únicamente vienen a delinquir”. Si bien no aparece firmando el proyecto, el senador Manuel José Ossandón también se sumó a la ola anti-migrante: “Las puertas del país, como las de la casa, se abren pero no a todos”.

Por su parte, la diputada RN Paulina Núñez agregó: “bienvenido sea el que viene a aportar o trabajar, pero aquellos que hayan cometido delitos no los queremos ni siquiera cumpliendo la condena en Chile (…) Todo migrante que viene a delinquir debería irse al día siguiente”. Se trata de la misma persona que hace un mes mostró toda su cara xenófoba al mostrarse indignada por la presencia de colombianos en Antofagasta. “Antofagasta para los chilenos”, dijo.