Pese a que su nombre suena con fuerza al hablar de las próximas elecciones presidenciales, la candidatura de Ricardo Lagos está lejos de ser oficial y de contar con el apoyo unánime dentro de la Nueva Mayoría, no alcanzándolo ni siquiera dentro de sus propios partidos.

Por un lado, el PPD criticó su doble militancia, pidiéndole que se restara de las primarias dentro del Partido Socialista, algo que él tildó de “pintoresco”, afirmando “Falta mucho todavía, esperemos, al menos, al próximo año”, dijo durante la mañana El diario de Cooperativa.

Por otra parte, las cosas dentro del Partido Socialistas tampoco le fueron favorables. En la reunión del comité central realizada este fin de semana, vio fracasar su deseo de que la colectividad definiera pronto a qué candidato apoyará en las próximas presidenciales, retrasando la decisión hasta abril de 2017. En esa misma instancia, recibió pifias de parte de quienes asistieron. Al ser consultado por eso en la radio, afirmó: “No me duele en absoluto. Este no es un tema de aplausometro, es un tema de cómo usted dice lo que piensa y es leal a lo que siempre ha pasado y yo estoy tranquilo con mi conciencia”.

Análisis y derrotas que complican a Lagos

Como informó La Segunda, para el académico socialista Ernesto Aguila, lo que vivió Lagos este fin de semana fue un fracaso dentro de su propio partido. “Lagos fue el gran derrotado del reciente pleno del Comité Central PS, porque lo que siempre buscó fue una proclamación por parte del partido”, contando que nunca logró dar vuelta la situación a su favor, explicando que saltó a la vista que dentor del partido existe una resistencia a la figura del ex presidente.

El mismo medio conversó con el analista Max Colodro, quien diagnosticó la situación de Lagos como “compleja”, asegurando que podría salir mermado de un eventual enfrentamiento con José Miguel Insulza en primarias. Eso mismo, podría afectar su candidatura en el PPD, lo que explicaría porque desde ese partido le piden que se reste de la disputa con su compañero, y que también fue ministro en su gobierno.

Además, un grupo de parlamentarios decidió brindarle apoyo, congregándose en la Fundación Democracia y Desarrollo. Entre quienes confirmaron asistencia están los diputados socialistas Fidel Espinoza y Juan Luis Castro, además de los senadores Carlos Montes, Rabindranaht Quinteros y los independientes Fulvio Rossi y Pedro Araya.

Por el lado de la Democracia Cristiana el apoyo también parece estar en peligro. Ya se había reunido con los diputados Pablo Lorenzini, Claudio Arriagada y Roberto León, quienes afirmaron que volverían a juntarse con él, siguiendo su intención de proclamarlo en la junta nacional del partido durante enero del 2017, sin embargo, tras la resolución del Partido Socialista de aplazar su definición, el escenario se torna incierto.