La histeria anti-inmigrante de la derecha, comandada por Sebastián Piñera y su discurso con evidente influencia de Donald Trump, ha provocado que algunos sectores, sobre todo en las redes sociales, respondan con fuerza defendiendo la inmigración al país.

A partir de las propuestas de la derecha que apuntan a la deportación de inmigrantes irregulares, los tuiteros ironizaron sobre los ilícitos de los políticos en comparación con los índices de delincuencia en la población migrante.

Cabe destacar que según datos recientes, el 0,36% de la población extranjera está involucrada en hechos delictivos y de esa cifra, el 21% corresponde a burreros; personas no migrantes que ingresan al país sólo con el objeto de ingresar droga y luego se devuelven a su país.