Esta mañana, la Corte Suprema resolvió acoger el recurso de amparo en favor de la comunera mapuche Lorenza Cayuhán, quien dio a luz engrillada el pasado 14 de octubre.

Así, el máximo tribunal del país revocó la sentencia de la Corte de Apelaciones de Concepción del pasado 9 de noviembre que rechazaba el recurso. “Las condiciones en que se atendió el parto de la amparada, viola las normas mínimas internacionales para el tratamiento de privados de libertad, especialmente las reglas de tratamiento de reclusas”, dice el fallo.

La Corte fue más allá y dice que “el uso de grilletes es una forma de represión y sujeción y, por ende, de coerción, que resultaba improcedente”.

También acusa a Gendarmería de discriminar a Cayuhán por ser mapuche. “Es posible constatar indicios que permiten tener por acreditado que el maltrato recibido por la amparada también encuentra explicación en su pertenencia a una comunidad mapuche, lo que refuerza el origen discriminatorio de las actuaciones de Gendarmería. De otra forma no se explica el desmesurado y, por ende, desproporcionado operativo de seguridad que a su salida de la unidad penal para su atención médica en un recinto asistencial llevó a cabo Gendarmería”.

La Corte argumentó que en diversos escritos se señala directamente “ojo interna comunera mapuche, adoptar las medidas de seguridad correspondiente”, calificativo que dado su constante reptición da cuenta de la discrimación realizada por Gendarmería. “Estos antecedentes constituyen prueba irrefragable de discriminación, pues no obedecen a la gravedad de los delitos por los que cumple condena, ni a su alto grado de compromiso delictual, ni a indicios o noticias que permitan siquiera sospechar un intento de fuga, sino en forma exclusiva a su etnia de origen”.

Por último, se ordena a la institución que respete los protocolos y obliga a que sean solo mujeres las que estén a cargo de Cayuhán, respetando todos los tratados internacionales adscritos por Chile.

Mira el fallo completo en este link.