Ubicado en la calle Nueva Costanera, comuna de Vitacura, el restaurant Cumarú le debe su nombre a la madera amazónica que se ocupó en casi todas las superficies del local. Ese fue el lugar que, según reveló La Tercera, eligió un grupo de empresarios para sostener una reunión con el senador y precandidato presidencial Alejandro Guillier.

El selecto grupo es llamado “Gernika”, como la famosa pintura de Pablo Picasso que hace referencia al bombardeo franquista de la Guerra Civil Española. Liderado por el empresario Hermann Von Mühlenbrock, en la cita con Guillier estuvieron presentes también el empresario socialista Óscar Guillermo Garretón; los consejeros de Sofofa Cirilo Córdova y Juan Antonio Guzmán; el presidente de la Asociación Emprendedores de Latinoamérica, Juan Pablo Swett; el ex presidente ejecutivo de Codelco Marcos Lima; el ex presidente de la CPC y de la Cámara Chilena de la Construcción Lorenzo Constans, entre otros.

Según explicaron algunos de los asistentes a La Tercera, el candidato y senador evitó las definiciones directas al ser consultado por temas como la AFP y optó por enfocar su exposición en diagnósticos, como ocurrió con el tema de las pensiones y de la salud.

Trascendió que, consultado sobre su equipo de trabajo, Guillier respondió que “existe un grupo importante de profesionales menores de 50 años, de instituciones como Cieplan, que durante todos estos años han estado -les dijo- “opacados por los grandes próceres de la Concertación” y que ahora tienen la disposición de sumarse a su eventual campaña para definir ejes programáticos.