Una encuesta telefónica realizada por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Central dada a conocer en la semana sobre percepción de la población hacia el migrante en la Región Metropolitana arrojó que existe una autopercepción del chileno como “intolerante” y “discriminatorio” hacia el migrante pero sin embargo sus opiniones son mayoritariamente positivas, de aceptación e integradoras.

Un 62,1% cree que la migración debería ser una preocupación urgente para las autoridades, desde la Universidad Central destacan que la cantidad de encuestados que cree que los migrantes son un aporte alcanza la misma cifra. Pese a eso, la mayoría de los encuestados consideran que el Estado debe preocuparse primero de los chilenos (55, 6 % ) antes que la población migrante. Esto disminuye entre los más jóvenes, ya que quienes están en el tramo entre 18 y 35 años, en su mayoría consideran que el Estado debe preocuparse de todos por igual.

Otro punto que llama la atención es la sobreestimación de la cantidad de población migrantes. Si bien los datos oficiales dicen que en Chile de 100 personas dos son migrantes, la percepción de los encuestados es que de cada 100 personas 25 son migrantes y que de ellos, casi el 40% serían indocumentados. La mayoría de los encuestados (75,6%)  piensan que los migrantes viven en peores condiciones que los chilenos.

Además, destaca que existe una percepción generalizada sobre un Estado que debe garantizar beneficios para todos los niños migrantes sin importar la condición administrativa de sus padres.