Tras 20 años, la Asociación Nacional de Empleados Fiscales tendrá un nuevo líder. Esa es la principal novedad de estas elecciones que se desarrollarán entre hoy lunes 5 y el miércoles 7 de diciembre, marcadas por la renuncia del histórico dirigente Raúl de la Puente (PS) a postular nuevamente al cargo.

Además, por primera vez se realizarán comicios con voto electrónico para facilitar la participación en el organismo que supera los 80 mil afiliados. En total, son siete listas que competirán por liderar a los empleados fiscales, con el conflicto del reajuste del sector público aún en el ojo. El o la presidente será la persona que obtienga más votos dentro de la lista más votada.

Socialismo dividido, autonomismo expectante

La lista oficialista es la A, liderada por José Pérez (PS), presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), quien se hiciera conocido por los paros de los operarios y el traspaso que lograron hacia el sistema previsional de Capredena.

Pérez es conocido dentro del mundo público por ser el “delfín” del actual líder Raúl de la Puente, por lo que se espera la movilización de los adherentes del líder sindical en su favor y le da grandes posibilidades de alcanzar la presidencia.

Sin embargo, para estas elecciones el socialismo se dividió en dos listas. La segunda, llama la atención por ser una confluencia de entre disidentes del PS (pero aún militantes de la colectividad) con el Movimiento Autonomista de Gabriel Boric y Jorge Sharp. Ambos han entregado su apoyo a la lista C “ANEF en Acción“, encabezada por Juan Apablaza, histórico dirigente de la Asociación de Fiscalizadores del Servicio de Impuestos Internos (SII) y militante del Partido Socialista.

En conversación con El Desconcierto, Apablaza asegura que su principal diferencia con la lista “oficialista” es la autonomía sindical. Respecto a sobre si esto no se contradice con su militancia en el PS, respondió: “A mi me conocen, soy de los que denuncié y estuve inserto en todo lo que fue el caso Johnson’s y La Polar, que incluso llegó a hasta la misma Nueva Mayoría. Hemos sido críticos al gobierno respecto al manejo de las negociaciones, hemos ido a paro frente a la indiferencia del sector público. Siendo del partido de gobierno, se puede no estar de acuerdo y tener autonomía sindical“.

Pese a esto, Apablaza se reconoce personalmente “continuador de la ética de Raúl de la Puente (…) es intachable en cuanto a su probidad, siempre hizo las negociaciones de cara a los trabajadores. Su gestión fue exitosa”.

Juan Apablaza (PS) junto a Raúl de la Puente / Foto: Agencia Uno

Juan Apablaza (PS) junto a Raúl de la Puente / Foto: Agencia Uno

La otra organización fuerte de la lista C es el Movimiento Autonomista, que pretende dar el salto al mundo sindical a la cabeza de una de las principales organizaciones de trabajadores. Claudia Hasbún, la número 2 de la lista C, es militante autonomista y resalta que son la única lista que no tienen a ningún dirigente de la mesa nacional actual entre sus candidatos.

La autonomía sindical y la unidad de los trabajadores son los principales puntos que resalta Hasbún, a diferencia de la lista oficialista (A) y de la de izquierda independiente (B, los “Cabreados”). Sobre las líderes de esta última lista, dice que “no apuestan a la unidad sindical, sino a dividir a la ANEF. Eso no aporta en la construcción de demandas de funcionarios públicos”.

“Nuestras propuestas tienen que ver con ejes temáticos, con condiciones propiamente de los funcionarios públicos y también con condiciones estructurales del país, que tienen que ver No + AFP, con luchar contra la constitución que hoy tenemos y que restringe nuestros derechos. Queremos desarrollar una línea de capacitación en funcionarios que tengan la conciencia del sindicalismo, de la unidad de la clase de trabajadores, los funcionarios públicos no somos meros ejecutores, somos protagonistas en la construcción del Estado, por lo que tenemos que saber qué Estado queremos”, agrega Hasbún, dirigenta de la Asociación de Funcionarios del Servicio Civil.

La militante autonomista dice que, a diferencia de Apablaza, no son una lista continuadora de la gestión de De la Puente. Sobre las críticas de oportunismo del Movimiento Autonomista de unirse a dirigentes históricos de la ANEF con fines electorales, asegura que desde el incipiente movimiento pretenden “construir en el sector público el Frente Amplio de Izquierda. No es oportunismo, es atraer a todos los que quieren ser parte del Frente Amplio, es una estrategia para empezar a construirlo, es un trabajo lento que parte con estas elecciones”.

Los y las “cabreadas”

Son la lista que espera dar el batatazo en la ANEF, a través de sus dirigentas Jimena Aguirre (INDH) y Orietta Fuenzalida (Dirección del Trabajo).

Según Fuenzalida, las cabreadas buscan “instalar un paradigma diferente al que ha tenido la ANEF durante mas de 20 años“. Resalta la importancia de la participación de las bases en la formulación de un petitorio para la negociación del reajuste, apostando sobre todo a la discusión del presupuesto de la nación. Sobre el conflicto que mantuvo a los trabajadores movilizados por más de dos semanas y que terminó con el acuerdo del reajuste de 3,2%, apunta directamente a Carlos Insunza, coordinador de la mesa del Sector Público, y candidato del PC a dirigir la ANEF: “No hubo petitorio, lo hicieron asesores, la CUT, Carlos Insunza, que es una copia del petitorio anterior. No hay estudios serios sobre montos ni reajuste, ni siquiera escalonado, simplemente se repitió la formula. Nosotros habríamos construido uno de la forma participativa, empezando a principios de año en ese trabajo y habríamos hecho este levantamiento con apoyo de estudios de nuestro sector”.

Orietta es también vocera de la coordinadora No + AFP y si bien reconoce que el apoyo al movimiento es transversal entre los trabajadores, ellos son los únicos que participan orgánicamente en él. “Creemos que la ANEF es fundamental en esta lucha por terminar con las AFP y debe participar en la coordinadora, ahí donde se gesta el movimiento, cosa que la directiva lo ha renegado. Aspiramos que la ANEF lidere este movimiento y se comprometa con recursos, la ANEF tiene 600 millones de pesos de presupuesto y ninguno va a la lucha contra las AFP”, afirma.

Orietta Fuenzalida junto a Luis Mesina (No + AFP)

Orietta Fuenzalida junto a Luis Mesina (No + AFP)

También es dura en criticar a la lista C y la “inconsecuencia” del Movimiento Autonomista y Revolución Democrática. “Son socialistas que se blanquean con autonomistas. Ellos tienen interés porque creen que es la lista ganadora o que es más fácil tener dirigentes nacionales con esa lista. Decirse autónomos y hacer alianza con quienes han estado con la Nueva Mayoría y han tomado como bandera el programa de la Concertación, nos parece incoherente con los discursos de Boric. Lo mismo RD, con la misma política de manejar las cosas de arriba a bajo. No apoyan su militante que es dirigente nuestro y es militante activo de RD. Son las formas de hacer política que estamos hastiados, se pensaba que iban a refrescar la política y repiten los mismos esquemas de la DC y el PS”.

Fuenzalida se refiere al caso de Luis Salas, dirigente de la Asociación de Funcionarios de la Superintendencia de Pensiones, militante de Revolución Democrática y candidato a la mesa nacional por la lista de los Cabreados. Esto, pese a que Giorgio Jackson dio su apoyo a la lista C.

El llamado Frente Amplio de Izquierda se divide entre estas dos listas, ya que Izquierda Libertaria y Cristián Cuevas de Nueva Democracia han apoyado a la lista de Aguirre y Fuenzalida. También lo han hecho Doris González de Ukamau, Mario Aguilar, presidente electo del Colegio de Profesores, el nuevo presidente de la Fech Daniel Andrade y la Izquierda Autónoma.

Daniel Andrade (Fech), Mario Aguilar (Profesores) y Cristián Cuevas (Nueva Democracia) dan su apoyo a lista "C". / Fuente: resumen.cl

Daniel Andrade (Fech), Mario Aguilar (Profesores) y Cristián Cuevas (Nueva Democracia) dan su apoyo a lista B. / Fuente: resumen.cl

El PC busca revertir los magros resultados y la DC acecha

Tanto en la CUT como en el Colegio de Profesores, el Partido Comunista se vio perjudicado en las votaciones de ambas organizaciones sindicales y muchos sacaron a la luz la tensa relación que mantienen con el Ejecutivo y la cuestionada tesis de “un pie en el gobierno y otro en las calles”.

El pensar que la situación se repetiría en la ANEF es calificado como “poco serio” por Carlos Insunza, candidato de la lista G, militante del PC y actual vicepresidente de la organización de los funcionarios públicos. “Tenemos la tranquilidad de que los socios nos conocen de sobra, con niveles de reconocimiento avalado en el trabajo cotidiano. Esta instalación que se busca hacer de manera interesada, de trasladar el resultado de otras organizaciones a la ANEF, es una estrategia de oportunismo político y un anticomunismo bastante básico“, dijo, sosteniendo la misma tesis que planteó Bárbara Figueroa cuando perdieron el Colegio de Profesores.

Insunza fue el líder de la Mesa del Sector Público en la última negociación, además de ser dirigente de la Asociación de Funcionarios del SII. Como vicepresidente actual de la organización y sin Raúl de la Puente en el camino, se espera que logre una importante votación.

Las otras listas también están al acecho de la presidencia, sobretodo la lista F de la Democracia Cristiana, que tiene un importante arrastre dentro de los funcionarios públicos. El líder es Jorge Consales, actual secretario general. También aparece Elsa Páez, desde una lista en conjunto entre el radicalismo y el PPD.

Carlos Insunza (PC) / Foto: Agencia Uno

Carlos Insunza (PC) / Foto: Agencia Uno