Este domingo se emitió el segundo capítulo de “Pinochet: Sus últimos años”, una serie periodística de TVN que aborda desde la detención en Londres hasta su muerte el 10 de diciembre de 2006.

La segunda parte se centró en la llegada de Pinochet a Chile luego de que el gobierno de la Concertación, liderado por Eduardo Frei, pactara con el Reino Unido su liberación.

En ese contexto, se recordó una imagen que quedaría para la historia: cuando Pinochet se levantó de la silla de ruedas y caminó sin ningún tipo de problema por la pista de aterrizaje del Aeropuerto de Santiago tras bajarse del avión que lo trajo de Inglaterra. 

Esa imagen, para muchos, fue el símbolo de la burla de Pinochet a la justicia. Hace días había dejado Inglaterra gracias a los esfuerzos de la Concertación y unos exámenes médicos que lo declararon demente.

Para Jack Straw, Ministro del Interior británico que finalmente decidió intervenir ante la Justicia librando a Pinochet de su extradición a España, dijo haberse puesto totalmente furioso al ver la performance del dictador.

“Estaba furioso mas allá de lo imaginado cuando Pinochet llegó a Santiago y se paró. Eso probó que esto era un fraude“, comentó sobre sus achaques de salud que facilitaron su salida de Europa.

Sin embargo, hubo otros, como José Miguel Insulza, que no le dieron mayor importancia y hasta hoy, defienden el gesto.

En declaraciones entregadas para este reportaje, el pre candidato del PS a la presidencia, aseguró que “hay una cantidad de gente con demencia senil que se para de la silla de ruedas y que conversa perfectamente“.

“Así que no creo que se prueba suficiente que se haya parado y haya saludado. Es casi un acto reflejo”, justificó el ex Ministro de Relaciones Exteriores entre 1996 y 1999.

Por esos años, y tal como recordó este reportaje, Insulza trabajó para la liberación del tirano. “No estoy defendiendo al dictador de los años 70 y 80, estoy defendiendo a un Senador de la República”, comentó en ese tiempo.

En la misma línea que el socialista, Augusto Pinochet Hiriart, su hijo, justificó el recordado momento.”Cuando se baja del avión, dice que sintió como una oleada de energía, que todos la sentimos. Era una oleada, una energía enorme y esa energía lo hizo, pum. ¡Se paró… y caminó!“, comentó.

“Él tenia problemas cardíacos, de derrame cerebral, tenía problemas arteriales en las piernas, tenía una diabetes muy avanzada, olvídate, tenia 18 dolencias”, arguyó.

Por otra parte, para el juez Juan Guzmán, encargado de su procesamiento por el caso Caravana de la Muerte -por el que finalmente fue sobreseído- dijo que “era el Pinochet de siempre, que le estaba sacando pica a la justicia internacional (…) no se le olvidaban las cosas”, explicó.

Aquí el video del fragmento donde se aborda el polémico hito, a partir del 5:00.