Una gravísima violación de intimidad se dio durante el fin de semana, con la filtración de una supuesta fotografía de la modelo Jhendelyn Núñez mientras estaba anestesiada, previo a una intervención médica.

El difundir una foto sin consentimiento de una mujer desnuda fue duramente denunciado como una forma de violencia de género por parte del Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC).

A través de la misma red social, los usuarios han denunciado el hecho y se suman al llamado a no compartir la fotografía.