El director italiano Bernardo Bertolucci recibió el repudio mundial luego que se viralizara una entrevista del año 2013 donde reconoce que la escena del “Último Tango en París” donde el personaje de Marlon Brando pone mantequilla en las zonas íntimas del personaje de María Schneider, no fue informada a la actriz.

“Quisiera por última vez aclarar la ridícula equivocación que sigue suscitando ‘El último tango en París’ en diarios de todo el mundo. Algunos han creído que ella no estaba informada de la violencia. Falso. María sabía todo porque había leído el guión, donde todo estaba descrito”, comentó el director.

Lo único nuevo con respecto al guión fue la idea de la mantequilla. Eso fue, según supe muchos años después, lo que ofendió a María. No la violencia que sufrió en la escena y que estaba prevista en el filme”, aseguró el cineasta.

“He dicho, pero tal vez no he sido lo suficientemente claro, que decidí no informar a Maria del uso de la mantequilla para que tuvieran una reacción espontánea a ese uso impropio”, recalcó en el comunicado dado a conocer este lunes.

En 2007, en una entrevista al Daily Mail, la misma actriz relató el episodio contradiciendo lo dicho por Bertolucci. Schneider acusó en ese momento que la escena de la violación no le había sido informada, no sólo el detalle de la mantequilla.

“Debería haber llamado a mi agente o pedir que un abogado viniera al rodaje porque no puedes forzar a alguien a hacer algo que no está en el guion, pero en aquel momento yo no lo sabía“, comentó la actriz.

Es importante destacar, eso sí, que Schneider no fue violada, a pesar de que algunos medios hayan informado, erróneamente, que la “violación era real”. La misma actriz lo explicó en la entrevista recién citada.

“Marlon me dijo: ‘Maria, no te preocupes, sólo es una película’, pero durante la escena, incluso aunque lo que Marlon estaba haciendo no era real, lloré lágrimas reales”, dijo Schneider.

Sin embargo, es evidente que la acción constituye un acto de abuso, donde Bertolucci y Brando se aprovecharon de su situación de poder para acosar a la actriz con una escena de índole sexual que no estaba presupuestada y que ella no conocía.

Me sentí humillada y para ser honesta, un poco violada, tanto por Marlon como por Bertolucci. Después de la escena, Marlon no me consoló ni se disculpó. Afortunadamente, fue solo una toma”, comentó la actriz en 2007.

Aquí puedes ver el video donde Bertolucci reconoce el engaño a Schneider: