El canal estatal ha estado en la mira durante este año. Ayer se supo que TVN oficializó el despido del connotado periodista Mauricio Weibel, quien destapó el caso Milicogate y preparaba un reportaje sobre las AFP para el canal.

Weibel venía llegando de Panamá, donde recibió el Premio Latinoamericano de Periodismo. A través de su cuenta de Twitter, apuntó directamente contra el productor ejecutivo Claudio Villavicencio y el director de prensa Alberto Luengo.

La alusión directa al trabajo que estaba realizando el periodista vuelve a poner el foco sobre los intereses de grandes empresas -como las AFP- en los canales de televisión en publicidad y cómo esto puede incidir en la pauta. Al respecto, la presidenta del Colegio de Periodistas, Javiera Olivares, criticó el actuar de la estación y su rol como canal del Estado. “Nos preocupa la situación de Mauricio nos gustaría tener información formal o oficial, un punto de vista por parte del canal. Esto ilustra algo que ha sido parte del debate respecto al rol del canal público”, apuntó.

Olivares dice que la ley larga de Televisión Nacional que se está discutiendo en el Senado aspira a proponer cambios en la estructura del directorio y en el financiamiento del canal público para evitar situaciones de este tipo. “Más allá del argumento del despido especifico de Mauricio Weibel, aquí se demuestra que uno de los periodistas más connotados, que ha generado investigaciones más importantes en el último tiempo como el Milicogate, hoy está siendo despedido. Es complejo cuando el canal público corta recursos para espacios investigativos de tal importancia”, agrega.

Vale recordar la “encerrona” que le hicieron en el programa “Mejor Hablar de Ciertas Cosas” al vocero del movimiento No + AFP Luis Mesina. El canal también estuvo en el ojo del huracán en las redes sociales por su escasa cobertura a la huelga de Homecenter, que se mantuvo por 3 semanas y apenas tuvo una mención en el noticiario un día sábado. La empresa del grupo Solari, uno de los más millonarios del país, tiene un espacio pagado en el canal estatal llamado “Hágalo usted mismo”, que se transmite todos los domingos después del programa de conversación política “Estado Nacional”.

Otro episodio cuestionable se dio en la última Teletón, tras la rutina de Stefan Kramer. El humorista, en sus rutinas de imitación, parodió una conversación entre los tres hermanos Piñera: Sebastián, José y Miguel (“el Negro”). Entonces, es cuando imitando a este último pregunta: “¿Te hago una boleta a nombre de la pesquera peruana”, haciendo referencia al negocio del ex presidente con Exalmar en pleno litigio por La Haya con Perú.

Mira la alusión a los Piñera de Kramer acá:

Resulta que TVN decidió repetir la rutina de Kramer en su matinal “Muy Buenos Días”, pero con un clarísimo corte en la parte aludida a los negocios del ex presidente.  

 

El episodio de Mauricio Weibel se vuelve uno más en el cuestionado rol público que cumple el canal estatal.