Se perdió casi todo. El incendio que afectó a la discotheque Kmasú Premiere, ubicada en la esquina de Blanco Encalada con Bascuñán Guerrero, movilizó a 21 companías de bomberos de la capital, quienes no pudieron salvaguardar el recinto ante la rapidez de las llamas.

Su dueña, Mariana Meneses se manifestó profundamente afectada por el hecho, pues el emblemático local farandulero había tenido un renacer tras varios años deambulando por distintas dependencias de Santiago. La Kamasú, ahora convertida también en sala de conciertos, tenía una agenda copada durante esta semana. Este jueves 8  y viernes 9 se presentaría Fiskales Ad-Hok, quienes celebrarían sus 30 años y se despidirían de los escenarios indefinidamente en un show doble.

Sumada a la presentación de Fiskales, también se encontraba el lanzamiento del último disco de Ases Falsos, programado para el domingo 11.

El local, que ha recibido a importantes bandas como Moonspell, Napalm Death, Suicidal Tendencies, ANIMAL, Agnostic Front, Exodus, Dropkick Murphys, Turisas, entre otras, se encontraba cerrado al momento en que se inició el siniestro.

En la cuenta de Twitter de Rockaxis informan que la banda liderada por Álvaro España cuenta con el apoyo de autoridades para realizar los conciertos, los cuales tenían como invitados a los españoles de Piperrak.