Esta semana el Comité de Ministros resolvió rechazar las apelaciones de comunidades contra una serie de modificaciones acordadas para el proyecto Pascua Lama, pese a la férrea oposición de los demandantes debido a los impactos ambientales que implican dichas modificaciones.

El Comité de Ministros – instancia que dirime controversias en permisos ambientales- decidió desestimar los recursos de habitantes de la zona del río Huasco, al interior de Alto del Carmen, quienes todavía pueden apelar al Tribunal Ambiental.

Cabe señalar que las Comisiones de Evaluación y el Comité de Ministros han sido duramente criticados en reiteradas ocasiones debido a la influencia política y arbitrariedad que estos ejercen sobre decisiones que debiesen resolverse en base a criterios netamente técnicos, como correspondería en una evaluación estricta, rigurosa y de calidad con total autonomía del Servicio de Evaluación Ambiental.

Ante esta situación, la comunidad organizada del Valle del Huasco emitió un comunicado donde catalogó la decisión como “criminal”. Agregaron que “todos ellos han decidido sacrificar la salud y la vida de población del Valle del Huasco y sus ecosistemas en pos de viabilizar el Proyecto Pascua Lama. El Gobierno de la Nueva Mayoría decide seguir matando a las personas para seguir resguardando al empresariado, en este caso trasnacional y reiteradamente infractor de los compromisos ambientales, incluso que ha mentido a las Cortes y entes fiscalizadores”.

En el comunicado de prensa se subrayó que “la decisión del Comité de Ministros es irresponsable y raya en lo absurdo. Finalmente rechaza las reclamaciones argumentando que, nosotros, los habitantes del valle y consumidores de las aguas abajo del proyecto, no somos afectados negativamente por la modificación de la Resolución de Calificación Ambiental, por ende no cumplimos con los requisitos para reclamar. Y es más, sin brindar antecedentes claros y precisos ni demostrarlo, temerariamente asegura que la modificación no genera impactos sobre la cantidad del recurso hídrico ni agrava los impactos ya evaluados sobre la calidad del recurso hídrico, ni genera riesgo para la salud de las personas, todo lo contrario de lo que hemos podido comprobar”.

Además el documento sentenció que “esta decisión del Comité de Ministros viene en abundar en una serie de recientes acciones tanto del Gobierno como de la empresa que venimos viendo con preocupación y que no nos hacen más que corroborar que ambos están trabajando codo a codo por viabilizar el proyecto Pascua Lama. Vemos con preocupación que toda la estructura política y ambiental está actuando de manera irregular ante un proyecto que está paralizado ambientalmente esperando resolución”.