Un proceso inédito de elecciones internas vivirá la Unión Demócrata Independiente (UDI) este fin de semana, cuando elija a la directiva que encabezará el partido en los próximos dos años.

La directiva que actualmente encabeza el senador Hernán Larraín había asumido en abril de 2015, cuando el diputado Javier Macaya dejó la presidencia interina que había asumido cuando Ernesto Silva renunció a la UDI en medio de fuertes cuestionamientos por el Caso Penta.

El legado de la directiva de Larraín no es menor, ya que deja la UDI con el antecedente de haber logrado ser el partido más votado de las últimas elecciones municipales, con un 14,79% de los votos y la recuperación de municipios emblemáticos como Providencia.

Las candidaturas que buscarán suceder al senador en el mando del partido están lideradas, por un lado, por la senadora del Bío Bío Jacqueline Van Rysselberghe y, por otro, por el diputado por el distrito Nº 30 de Santiago, Jaime Bellolio.

La composición de ambas listas es dispar. Mientras la senadora puso énfasis en llenar cupos con parlamentarios como Juan Antonio Coloma, Ena Von Baer y David Sandoval en las vicepresidencias, Bellolio apostó por mantener en el cargo al actual secretario general Guillermo Ramírez y por dirigencias más locales como Hortensia Mora -concejal de Calera de Tango- y Julio Dittborn –concejal en Las Condes, ex subsecretario de Hacienda de Piñera y el primer presidente de la UDI tras la muerte de Jaime Guzmán-.

El último período de campaña ha estado marcado por los llamados telefónicos a los militantes del partido -hace un mes y medio se le pasaron los padrones a los voluntarios de cada candidatura-, y por los últimos videos.

En el caso de Bellolio, su último video es un discurso ante un auditorio, en el cual progresivamente va encendiendo al público. Por otro lado, Van Rysselberghe ha confrontado de manera sutil al diputado, por ejemplo, con un video en el que visita su propio distrito –Nº 30, que abarca las comunas de San Bernardo, Buin, Paine y Calera de Tango- y recibe el apoyo de Cecilia Brinkmann, esposa de Pablo Longueira, quien justamente fue uno de los primeros gremialistas que empezó a realizar hace años trabajo en terreno en esas comunas.

 

 

Uno de los puntos que marcará la votación es la iniciativa de la lista de Bellolio de la modalidad “un militante, un voto”. Algo que, entre otras cosas, ha llamado a votar a los militantes más jóvenes.

“El trasfondo de estas elecciones es que la UDI se está adaptando a los nuevos tiempos. Hoy día se está hablando de ‘un militante, un voto’, están peleando un sistema de voto electrónico, se está discutiendo que el presidente del partido más conservador de Chile pueda ser mujer o una persona tan joven como Jaime Bellolio también. El trasfondo es súper fuerte”, asegura Sofía Jaña, quien es la actual presidenta de la Juventud UDI.

El Desconcierto habló tanto con ella como con otros jóvenes militantes gremialistas acerca de los principales consensos y disensos que existen entre ambas candidaturas de cara a las elecciones de este 11 de diciembre.

El debate de la “nueva izquierda”

/ Agencia Uno

/ Agencia Uno

“Queremos una UDI que le haga frente a la nueva izquierda”, ha sido uno de los mensajes más recurrentes del diputado Jaime Bellolio en estas elecciones, en referencia a los liderazgos jóvenes del Partido Comunista y al sector de izquierda por fuera de los dos grandes conglomerados políticos, representado por grupos como Revolución Democrática o Movimiento Autonomista.

En el mensaje de apoyo a la candidatura de Bellolio que presentó el alcalde de La Florida, el ex UDI Rodolfo Carter, habló de sus temores hacia ese sector: “Hay demasiadas cosas por las cuales preocuparse allá afuera. Yo vivo en el distrito de Camila Vallejo. Camila, Giorgio, Boric, son una preocupación del Chile que no queremos. Para enfrentar a esas personas y para recuperar el país de la libertad, yo quiero pedirles como amigo -y ojalá algún día nuevamente como militante- que apoyen a Jaime Bellolio para Presidente de la UDI”. 

Sergio Matamala, actual vicepresidente de la Juventud UDI, asegura que Jaime Bellolio ha tenido un “acierto total” en identificar a la nueva izquierda. Él mismo ha tenido acercamientos, ya que fundó el Movimiento Gremial en la Usach. “Me sirvió casi como Escuela Militar. Lo más de derecha es el Partido Comunista en mi universidad”, dice y agrega que, sin embargo, sintió respeto de parte de esos grupos a pesar de las diferencias.

Matamala además dice que el principal peligro de este grupo es el populismo: “Jaime (Bellolio) los cataloga como el Podemos chileno, donde con un discurso renovado intentan acaparar todos los espacios de la sociedad civil. En 2011 muchos miramos con muy poca preocupación al movimiento estudiantil y resulta que cuatro diputados de ese movimiento fueron electos. Hay que tener mucha más preocupación de la que se tuvo años atrás”.

Desde el equipo de campaña de Bellolio, Patricio Bopp –actual concejal de Las Condes- asegura que la nueva izquierda tiene como estrategia agrupar causas sociales que no necesariamente tengan un tinte político marcado. Como ejemplo da la candidatura de Jorge Sharp a la alcaldía de Valparaíso –con las causas sociales del Pacto La Matriz- e incluso a Soledad Álamos (RD), con quien compitió por la concejalía de Las Condes.

“La candidatura de Jaime (Bellolio) es una visión de cómo la UDI se va a plantear a treinta años. Lo que dice es que Chile cambió y la UDI no puede seguir enfrentando los mismos problemas con la misma receta. Ahí plantea el tema de la nueva izquierda, que hoy tiene un potencial para pautear al gobierno. Por otro lado, la candidatura de Jacqueline dice que estamos enfrentando a la misma izquierda de siempre”, dice Bopp.

Desde la candidatura de Van Rysselberghe corroboran esa información. Álvaro Pillado, actual asesor parlamentario del senador Juan Antonio Coloma y ex presidente de la Juventud UDI, está trabajando en la candidatura de la senadora y asegura compartir su visión de que es la misma izquierda de siempre.

“Las ideas de Giorgio Jackson, de Gabriel Boric, de Camila Vallejo, son las mismas que veía la Coca en la Universidad de Concepción. Se juntan y corren para abrazar a Fidel Castro, alaban gobiernos como el de Maduro en Venezuela, se niegan a reconocer que Cuba es una dictadura. Ahí uno dice: ‘¿qué nueva izquierda es esta?’”, dice Pillado.

Luego agrega: “Esa misma nueva izquierda que menciona Jaime fue derrotada en todos sus distritos: El PC perdió en La Florida, de Camila Vallejo, con un candidato cercano a nuestro partido; Claudio Radonich ganó en el distrito de Boric; y Alessandri le ganó a Carolina Tohá en el distrito de Giorgio Jackson”.

Candidato propio para elecciones presidenciales

Conclave UDI

Los debates que han tenido ambas candidaturas se han realizado principalmente a nivel local y a través de streaming. Según Patricio Bopp, desde la candidatura de Van Rysselberghe no han querido acudir a canales de televisión u otros medios.

En los debates que sí se han realizado, otro de los puntos de disenso ha sido la urgencia de llevar una candidatura propia para las próximas elecciones municipales.

Por el lado del diputado, la idea es llevar una candidatura propia y así disputar las ideas. El equipo de la senadora aún no está tan seguro ya que, ante la inminente figura de Sebastián Piñera para encabezar la candidatura de Chile Vamos, temen tener un bajo porcentaje de sufragios que merme la buena votación que obtuvieron en las municipales.

Desde la Juventud UDI, Sofía Jaña plantea que es necesario llevar una candidatura propia. “Si hoy somos capaces de elegir a alguno de estas candidaturas a dirigir la UDI, que son igual de potentes, yo creo que las primarias de Chile Vamos son fundamentales. Necesitamos mostrarle a Chile que en la derecha hay líderes potentes, y para un partido como la UDI es importante tener un candidato”, dice.

Apoyo de históricos y coroneles

Un punto que ha marcado fuertemente las diferencias entre ambas candidaturas ha sido el apoyo que los militantes históricos cercanos a Jovino Novoa han prestado a Van Rysselberghe.

En esta última etapa de campaña han sido comunes los llamados telefónicos grabados de personas como el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, o el mismo Juan Antonio Coloma llamando a votar por la senadora. En contraste, los llamados grabados de Bellolio consisten en él mismo haciendo un llamado por su candidatura, y han sido menos que los de la otra candidatura.

Para Álvaro Pillado, estos apoyos son bien recibidos en la candidatura de Van Rysselberghe. “El hecho de que ella diga que en la UDI puede caber la gente con experiencia y la gente con la fuerza de la juventud hace que se la vincule a los coroneles. Es un gran activo que así sea, ya que ningún dirigente en la UDI diga que nuestros dirigentes históricos sean un problema”, afirma.

Sin embargo, hay otros dirigentes históricos que han prestado su apoyo a Bellolio, como es el caso de Julio Dittborn o Iván Moreira, quien dijo a La Tercera, en referencia a la lista de Van Rysselberghe, que no apoyaría “una lista que siempre estará bajo la sombra de Jovino Novoa”.

 

Tanto Iván Moreira como Ena Von Baer, vicepresidenta de la lista de la senadora Van Rysselberghe, son dos de los principales involucrados en el Caso Penta y tuvo un especial revuelo el intercambio de correos que ambos tuvieron con el ex ejecutivo de Penta, Hugo Bravo.

A pesar de esto, Patricio Bopp asegura: “Jaime (Bellolio) ha dicho súper claro sobre los casos de financiamiento irregular de la política y corrupción que hay que marcar una línea institucional para tratar esos casos, suspendiendo militancia si alguien está comprometido en algún proceso”.

Desmarcarse del debate sobre dictadura

“Si Bellolio terminara convirtiéndose en el presidente del partido y él sigue con esta idea de olvidarse de lo que fue nuestro pasado y el gobierno de las Fuerzas Armadas y de Orden, bueno, yo tendría que entrar a analizar mi continuidad dentro de la UDI”, fue la patada de mesa que dio el diputado Ignacio Urrutia en conversación con Radio Bío Bío para marcar las elecciones.

La pugna que han tenido militantes como Urrutia en contra de Bellolio no es nueva, ya que el candidato se ha desmarcado de la dictadura de Augusto Pinochet.

Sin embargo, en la campaña el debate ha sido más bien pateado por ambas candidaturas.

Bellolio dijo a La Tercera: “Hay algunos que quieren hacer de la elección interna de la UDI el plebiscito del ’88. Yo no me encuentro entre ellos. Para mí ese es un tema superado. Si algunos quieren hablar de ese tema, allá ellos. Seguir hablando hoy de este tema lo único que hace es darle argumentos a la izquierda que, como no tiene futuro, sólo recurre al pasado. Uno ve que en todos los proyectos de ley donde tienen diferencias entre ellos, en algún momento recurren a la dictadura. Y yo no quiero caer en esa misma lógica”.

Desde la candidatura de Van Rysselberghe, Álvaro Pillado califica el debate como “artificial” y dice que el propio Bellolio se ha desmarcado. “Tanto en la lista de Jacqueline como en la de Jaime hay gente que es partidaria del gobierno militar y que no lo son, ese no puede ser un factor determinante. Lo único que ha diferenciado a Jacqueline es que ella dice: ‘Yo respeto mucho a quienes participaron en ese gobierno y también a quienes no les gusta. No voy a dividir a la UDI con un tema que algunos han tratado de usar para dividir al partido’”, dice.

Similar es la postura de los miembros de la Juventud UDI. El vicepresidente Sergio Matamala dice: “no podemos olvidar el pasado y tenemos que construir el futuro”. Por otro lado, la presidenta Sofía Jaña asegura: “Cada uno tiene su opinión, cada uno tiene su historia. No hay que olvidar que antes de un partido uno tiene una familia también, y una historia que te acompaña. Pero no hay que olvidar que las historia es hacia adelante, no hacia atrás”.