Ha pasado casi un mes desde que el cantautor Bob Dylan fuera anunciado como el Premio Nobel de Literatura. Hoy fue la entrega del reconocimiento, el que fue recibido en su representación por la artista Patti Smith, una de las pocas mujeres presentes en la ceremonia.

Tras un discurso de la propia academia, citado en El Mundo, los organizadores señalaron que “en el escenario más improbable de todos -el disco gramofónico comercial- devolvió al lenguaje de la poesía su estilo elevado, perdido desde los románticos (…) No para cantar las eternidades, sino para hablar de lo que estaba sucediendo a nuestro alrededor. Como si el oráculo de Delfos leyera las noticias de la tarde”.

Luego Smith subió al escenario para interpretar el tema A Hard Rain’s A-Gonna Fall, en conjunto con la Orquesta Filarmónica Real de Estocolmo. Visiblemente conmovida, al igual que los espectadores del evento, se le quebró la voz en varias oportunidades. En una parte de la interpretación, incluso, Smith olvidó una de las frases de la canción, por lo que debió agradecer al público y pedir perdón. “Lo siento, les doy mis disculpas, estoy muy nerviosa”, indicó.