Era el 6 de enero del 2007, cuando ante un repleto Estadio Nacional, Jorge González vivió uno de los momentos más importantes y recordados de su carrera, acompañado solo de una guitarra y radio a pilas subió para tocar sus más clásicas canciones en la primera edición de La Cumbre del Rock Chileno y cerca de 50 mil personas cantaron con él. Fue su reencuentro con el público chileno tras la separación de Los Prisioneros.

Diez años después, entre discos, conciertos y tras un grave accidente cerebrovascular, Jorge González vuelve al escenario para ser parte de la celebración de los 10 años de La Cumbre del Rock Chileno, donde tocará sus temas y se reencontrará con el público que siempre ha estado con él.

“Estoy más acostumbrado a las desconocidas que a los reconocimientos, así que este es un homenaje muy bonito, muchas gracias” dijo en escena durante su primer concierto tributo en el 2012, en la tercera edición de La Cumbre del Rock Chileno, donde recibió el primer Premio Icono del Rock Nacional, galardón que este año recaerá en el líder de Los Tres, Álvaro Henríquez.