El reelecto alcalde de Recoleta Daniel Jadue (PC) pudo concretar una de sus promesas de campaña y que se vio impedido de realizar en su mandato anterior: terminar con los polémicos contratos de concesión de Parquímetros en “nuestros barrios de Bellavista, Patronato y la Vega Central, además del entorno del Edificio Consistorial, devolviéndole nuestras calles a sus verdaderos dueños”, dijo Jadue en una columna en Cooperativa.

Por esta situación, vecinos de Recoleta se enfrentaban a la situación de estar obligados a pagar más de 10 mil pesos diarios por estacionar frente a sus casas. Según explica el alcalde, la nueva correlación de fuerzas del concejo municipal (compuesto por 4 comunistas, un DC y un socialista) le permitió a la Nueva Mayoría obtener la mayoría en la votación y dar por finalizado los contratos.

“Dicha concesión no generaba nada más que suculentas utilidades para la empresa y en siete años, no realizó ninguna de las inversiones que debía materializar a cambio de las mismas y sus intentos por responsabilizar a la Municipalidad de su incumplimiento se estrellaron contra dos contundentes fallos de la justicia que dio la razón a la Municipalidad”, dice Jadue.

El edil finaliza diciendo que “diseñaremos con la comunidad la mejor forma de administrar estos recursos, preocupándonos de que la decisión que tomemos, considere todas las visiones, las expectativas y los intereses de nuestra comunidad y no solamente, el lucro desmedido, que tanto mal le ha hecho a nuestro país en las últimas décadas”.