Pablo Morales Correa, Abraham Bravo Palma, Víctor Chanqueo Mora y Johana Mora Villagrán son los nombres de los cuatro imputados acusados de golpear por horas con objetos contundentes, hasta causar la muerte de la víctima. El asesinato fue perpetrado en el Sector Pedro de Valdivia, ubicando en Temuco.

Según confirmó a El Austral de Temuco el subprefecto de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones, los cuatro habrían confesado su participación en el crimen, señalando además que su idea era hacer desaparecer los restos del menor.

Dentro de los imputados existe un matrimonio. Ellos habrían impulsado el ataque, luego de que una de sus hijas les hubiera informado que su hermana de cinco años fue presuntamente abusada sexualmente por el menor.

El Servicio Médico Legal de Temuco someterá a la menor de cinco años a peritajes, para acreditar si existió efectivamente un ataque de tipo sexual.

La audiencia contra imputados se realizó hoy. En ella se confirmó que el cuerpo del menor presentaba heridas cortantes en el rostro, fractura nasal y múltiples contusiones en el cuerpo. Los imputados quedaron en prisión preventiva.

Sobre el menor asesinado

Hasta hace pocas semanas el chico de 13 años había permanecido con medidas de protección por orden de un juzgado de familia, internado en el Centro Tránsito y Diagonóstico Alborada, de Temuco, Dependiente del Servicio Nacional de Menores de la zona. El director subrogante del Sename en La Araucanía, Fernando Slater, lo describió además como un menor en situación de calle.

El mismo profesional aclaró que su permanencia dentro del centro era intermitente. Lo abandonó a fines de noviembre, y se estaba intentando tomar contacto con la familia, para conocer su situación. “Se estaba haciendo todo un trabajo de reparación que tiene que ver con apoyo y terapia sicológica de distintos profesionales con el fin de mejorar sus carácterísticas y eventualmente poder reinsertarlo con su grupo familiar”, dijo.