Ayer fue un día histórico para el fútbol. En un encuentro inédito, el club chileno Palestino, que lleva los colores y el nombre del país árabe, se enfrentó contra la selección de Palestina en la ciudad de Nablus.

El resultado fue un claro 3-0 a favor del seleccionado de Palestina. Pero eso era lo de menos. La gira del elenco de Nicolás Córdova es para estrechar los lazos con el equipo que se hizo conocido mundialmente por llevar en su camiseta el mapa original de Palestina. “Somos el único país del mundo que tiene dos selecciones” dijo el presidente del país Mahmud Abás tras recibir como héroes a los jugadores chilenos.

palestinapalestino

En paralelo, también en Medio Oriente, otro partido de fútbol acaparaba la atención de la prensa especializada. El poderoso Barcelona de Lionel Messi visitaba Qatar para enfrentar al local Al Ahli. Un claro 5-3 a favor fue el resultado del amistoso. La razón por la que el equipo interrumpió su preparación para la Liga Española y viajar es que se trataba de un compromiso comercial con su principal auspiciador, Qatar Airways.

Organismos internacionales de DD.HH. han realizado pedidos para que el club catalán rechace las violaciones de derechos humanos que se cometen en Qatar, sobretodo por su repercusión mundial y porque lleva el nombre del país en su camiseta cada fin de semana.

Fueron dos partidos completamente diferentes. Uno motivado por razones comerciales, el otro por la cooperación y solidaridad con una nación ocupada.