Entrenar al FC Barcelona puede parecer una tarea sencilla, pero no lo es para nada. Pese a tener grandes jugadores, no es tan fácil hacer que el once rinda de la mejor manera y en calidad de perfecto conjunto en el terreno de juego. Lo sabe bien Gerardo ‘Tata’ Martino, que en la temporada 2013-14 ha sido el técnico blaugrana y no ha conseguido ganar prácticamente nada, menos una Supercopa de España cosechada a principios de temporada y gracias a un gol de Neymar en el Calderón.

El entrenador argentino, que procede de Rosario, la ciudad de Lionel Messi, no logró entender completamente la filosofía del club catalán ni tampoco imponerse a nivel psicológico en el vestuario, además de recoger el pesado legado de la dupla Guardiola – Vilanova.

La campaña sin éxito del que a la postre sería el técnico de la selección argentina fue, sin embargo, una añada en la que el Barcelona consiguió registrar un récord de posesión de un 67,7% de promedio, una cifra que ni Pep Guardiola alcanzó (el de Santpedor registró un 67,4 en la temporada 2010-11), como se explica una investigación sobre la evolución del Barcelona realizada por Bwin.

martino2

No es casualidad que la campaña de Martino fue también la última en la que Xavi Hernández fue titular indiscutible en el once blaugrana. De hecho, en la temporada 2013-14, los blaugranas tuvieron el 88% de precisión de pase en los partidos jugados, con Xavi como mejor pasador, con el 93% de pases acertados, seguido por Busquets (92,5%) y un sorprendente Carles Puyol (92,3%). En el año en que Guardiola consiguió el promedio de 67,4%, sin embargo, el porcentaje de precisión de pase fue más alto, es decir del 89,7%, con Xavi otra vez protagonista absoluto, con un increíble 94,4% de pases acertados.

De hecho Luis Enrique, el entrenador actual, está bastante lejos de esta marca y la ausencia de Xavi y el tipo de juego más directo y menos de toque, ha influido en este aspecto. La temporada pasada, pese a ganar la Liga, el Barcelona entrenado por el asturiano ha logrado un promedio de posesión del balón del 62,9%, el más bajo de los últimos años en los que los blaugranas han dominado en este contexto.

 

martino3

La temporada de Martino, que se puede definir de transición, fue de todos modos importante para el rosarino, que hizo galones para conseguir ser el técnico de Argentina, con la que llegaría segundo en las ediciones de la Copa América 2015 y 2016. De hecho, la relación entre Messi y Martino empezó en el Barça y tuvo continuación en la Albiceleste hasta que el entrenador no decidiese dejar el cargo tras la derrota en la final de la Copa América Centenario contra Chile. El Tata está ahora sin equipo y no se sabe si seguirá entrenando, pero su periodo en Europa ha dejado huella en su trayectoria y no será una sorpresa que vuelva a ocupar algún banquillo importante en breve.