La escena es clara: los candidatos presidenciales José Miguel Insulza (PS) y Alejandro Guillier (IND), el ministro de Energía Andrés Rebolledo (PS) y el vicepresidente de la CORFO, Eduardo Bitrán, ríen mientras el presidente de la Asociación de Exportadores de Productos Manufacturados (Asexma) Roberto Fantuzzi le entrega una muñeca inflable al ministro de Economía, Luis Céspedes (DC). La imagen, tomada durante la cena anual de la Asexma, se replicó viralmente en redes sociales y esta mañana ya era noticia en todos lados.

Al respecto, explicaciones van y vienen sobre el polémico regalo que metaforizaba sobre la necesidad de “estimular la economía”. Mientras que Fantuzzi, quien entregó el regalo, señaló que “he recibido puros retos, sólo decir una cosa: pedir perdón -hincado si es posible, aunque a mi edad no me puedo hincar-; segundo, disculpas al ministro que lo involucré en algo que no le corresponde, y tercero, ojalá no vuelva a suceder”, añadiendo en ADN Radio que la idea fue de un equipo creativo que incluye mujeres.

El ministro Luis Céspedes, en tanto, acusó el “reto” de La Moneda, desde la que la presidenta Michelle Bachelet señaló que el episodio “no era tolerable”. “La situación que ocurrió no corresponde, y lo único que queda es pedir disculpas, porque ese tipo de situaciones no pueden ocurrir en el futuro“, dijo el ministro Céspedes esta mañana.

Ayer, además, se dieron otros regalos: un caballo para el senador Guillier, en referencia al dicho popular “caballo pillado, caballo ganado”, simbolizando su despegue en las últimas encuestas como opción presidencial. ¿Por qué la metáfora de la muñeca inflable causa tanta polémica? Tres mujeres vinculadas al tema desde distintas aristas lo comentaron con El Desconcierto.

Jane Morgan, dueña de la tienda Japi Jane: “No entienden nada de sexualidad”

Foto: Japi Jane

Foto: Japi Jane

Hace siete años la estadounidense Jane Morgan fundó la tienda “Japi Jane”, que se autodefine como un lugar de “juguetes para grandes”. Como experta en productos eróticos y de auto placer, Morgan criticó el regalo de la Asexma: “¡Está todo mal en muchos sentidos!”, señaló a este medio, explicando que “las muñecas inflables son un símbolo muy pobre, no entienden nada de sexualidad. Como chiste es malo porque la muñeca no se excita”, señala.

En su mirada, la metáfora de estimular a la mujer comparándola con la economía, además de ser sexista, no se logra: “La estimulación de la mujer no tiene nada que ver con una muñeca inflable y deberían saberlo”, agregando que “yo no vendo muñecas inflables, ahora ni nunca. Son anticuadas y la sexualidad es algo mucho más complejo que eso. Podrían encontrar juguetes mucho más aptos para representar la idea de la estimulación, pero se fueron por lo fácil de denigrar a la mujer”, critica.

Natalia Valdebenito, humorista: “Me dan un asco profundo y me dan lo mismo sus disculpas”

FOTO:FRANCISCO LONGA/AGENCIAUNO

FOTO:FRANCISCO LONGA/AGENCIAUN

Saliendo de su programa matinal “Café Con Nata”, donde comentó en vivo el asunto, la humorista Natalia Valdebenito señaló que “no sé qué fue lo primero que pensé, porque quedé media mal cuando lo vi, pero sí sentí que Chile es muy peligroso, no es cómodo ni justo vivir aquí porque estamos expuestas a una falta de respeto enorme y constante. No pude dejar de pensar en lo que ha sido este año para mi desde que dije unos chistes desde mí como mujer y pedí con respeto que no nos violen, maten y acosen en Viña. Desde entonces he recibido los peores epítetos y tratamientos que me llegan, y es algo de todos los días. ¡Por pedir respeto! Cuando vi lo de la muñeca lo publiqué en Twitter y aparecieron hombres diciéndome que no violentara. Es más violento para ellos pedir respeto que lo que hacen, ése es el nivel“, critica.

Para Valdebenito las disculpas posteriores no son aceptables: “Esto lo hicieron los empresarios, los que tienen acceso a la mejor educación en el país. Ellos, que pueden acceder a todo, tienen su evento, forman un comité y hacen este regalo. Tuvieron muchas horas para reflexionar sobre el que tienen hijas como dijo Fantuzzi, sobre cómo se vería desde afuera, pero no. Me dan un profundo asco. Todo lo que diga esa gente me da lo mismo, no estoy ni ahí con sus disculpas, son puros viejos de mierda“, señala.

Lorena Astudillo, abogada de la Red Chilena contra la Violencia: “Podría haber sido una Barbie o una muñeca de trapo, el problema es que la mujer es un objeto silenciado”

Para la abogada especialista en violencia de género, Lorena Astudillo, el regalo empresarial al ministro Céspedes “está lleno de simbolismos”. En su parecer, “toda la misoginia de la clase empresarial y política en Chile se ve en esta imagen, algo que tienen impregnado que se les escapa la posibilidad que vaya a caer mal”. Desde la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, la abogada señala que “allí hay dos candidatos presidenciales, dos ministros y un líder empresarial que dicen que a la economía ‘hay que estimularla como a las mujeres’, y las mujeres son simbolizadas en una cosa plástica con la boca tapada. Podría haber sido una Barbie o una muñeca de trapo, el tema es que la mujer sea algo callado, que de vez en cuando hay que estimular, prestarle atención, para que se aplique, se porte bien y sea como nosotros queremos”, explica.

Lorena Astudillo se mostró escéptica respecto a las disculpas ofrecidas esta mañana por los distintos actores que participaron de la escena, en las que transversalmente repudiaron la violencia de género. “En la foto están todos muertos de risa. Hoy Céspedes dice que se sorprendió y por eso recibió el regalo, porque es parte de un gobierno que alumbra con #NiUnaMenos el palacio de La Moneda. Pero si yo condeno la violencia contra las mujeres y me sorprenden, reacciono. Pero ellos están todos muertos de la risa, celebrando el chiste. Hoy Fantuzzi dijo que hay cosas peores. Estas excusas tienen que ver con la reacción pública, pero la misoginia les sale por los poros. Obviamente hay cosas más urgentes: tenemos mujeres violadas, asesinadas, niñas explotadas sexualmente en el Sename. Y el punto es que ellos se ríen de estas cosas. El problema es que más de la mitad de la población somos mujeres y esto nos violenta. Queda claro”.