Esta mañana en entrevista con T13radio, el precandidato presidencial del PS José Miguel Insulza hizo caso omiso a las duras críticas al polémico “regalo” de Asexma al ministro de Economía Luis Felipe Céspedes. En su cena de fin de año, el gremio empresarial entregó una muñeca inflable con la boca tapada, ante la mirada -y risas- del propio Insulza.

La idea fue del presidente de la asociación Roberto Fantuzzi. A Insulza, a su vez, le regalaron una peluca de Donald Trump, situación con la que se excusó cuando se le preguntó en la entrevista radial. “A mi no me la regalaron (…) Me pareció raro, pero Roberto es un enorme muy creativo, muy divertido, inventa cosas a cada rato. Algunos pueden buscar una cosa u otra y puede parecerle mal a alguien. A mi en ese momento no me pareció nada especial, ahora si usted lo dice sí, probablemente la muñeca inflable puede ser asociada con determinadas prácticas más bien negativas, pero no creo que tenga mayor importancia“, dijo.

“Fue una reunión muy entretenida, que duro bastante, hasta tarde, la comida empezó después a las 11. Fue una gran ocasión”, agregó el “panzer”.