Esta mañana se volvieron a modificar las medidas cautelares contra la machi Francisca Linconao, quien permanecía en prisión preventiva acusada de incendio terrorista en el caso Luchsinger Mackay. Según informa Radio Villa Francia, el Juzgado de Garantía de Temuco decretó que la machi, de 59 años y en una delicada condición de salud, volviera a su comunidad a cumplir con el arresto domiciliario total.

La defensa de la machi celebró la medida ya que la condición de salud de Linconao no es la mejor. Por ello han intervenido organismos como en el INDH, Amnistía Internacional y el Colegio Médico, entre otros. Sin embargo, el temor está en que una vez más la Corte de Apelaciones revierta la decisión y la obligue a volver a la cárcel.

La machi lleva más de 6 meses encarcelada por el cargo de incendio terrorista en el caso Luchsinger Mackay y todavía está a la espera del juicio, pese a que la Fiscalía aún no presenta pruebas concluyentes contra los 13 imputados.