La senadora por la VIII región y nueva presidenta de la Unión Demócrata Independiente Jacqueline Van Rysselberghe  también reaccionó esta tarde a la polémica por el sexista regalo de la ASEXMA al ministro de Economía, Luis Céspedes. Sin embargo, contrario a la mayoría de sus pares, como la senadora Lily Pérez, Van Rysselberghe se enfocó en fustigar la situación económica del país y no mencionó el debate respecto a la violencia contra las mujeres.

“Me parece de un mal gusto increíble, encuentro que frivolizar una situación de la economía del país, que está cada día peor, con este tipo de bromas de muy mal gusto, no corresponde. Quienes hicieron el regalo y quienes se mataron de la risa le deben una explicación al país, porque las familias que están sufriendo con los problemas de la economía, no les causa risa”, señaló la senadora al Diario Concepción.

Además,Van Rysselberghe añadió que Insulza, Guillier y Fantuzzi deben una explicación, pero insistiendo en que “lo que a mí más me molesta, más allá de eso (la violencia de género), es el tema de fondo, no puede ser que una situación de esa naturaleza, en un acto público, se tome de broma”.