Roberto Fantuzzi jamás pensó que el regalo que le hizo al ministro de Economía Luis Felipe Céspedes durante la cena anual de la Asociación de Exportadores de Manufactura (Asexma) se transformaría en un escándalo que incluso traspasó fronteras y marcó pauta en varios medios internacionales.

El episodio de la muñeca inflable, un símbolo que apologiza a la mujer como mero objeto sexual y que le valió a todos los presentes -que rieron de buena gana con la “broma”- duras críticas en redes sociales y en la opinión pública.

Después del ministro y de Fantuzzi, los dos que salieron más trastabillados del incidente fueron los presidenciables José Miguel Insulza y Alejandro Guillier, quienes fueron flanco de repudios por su actuar cómplice en el hecho.

Por ello, Las Últimas Noticias realizó una nota donde cinco analistas plantean que la cena de Asexma tendrá consecuencias inmediatas para ambos presidenciables.

Uno de los que habló fue el ex director de la Secretaría de Comunicaciones (Secom) durante el primer gobierno de Michelle Bachelet, Carlos Correa. Al respecto, Correa cree que “a Guillier le faltó muñeca para manejar la crisis que le provocó haber salido en la foto. Aparece oportunista y poco consciente. Eso por no leer que en Chile la gente salió hace poco a las calles con la consigna del #NiUnaMenos. No debió haber salido en la foto”, advierte.

Otro que habló fue el analista Gonzalo Müller señala que la reacción da cuenta de la inexperiencia política del senador. “No supo hacer lo que tenía que hacer (restarse de la fotografía). (…) El ministro debe haber pensado que tenía que agradar en ese momento y quizás Guillier le pasó lo mismo. No vieron el peligro de la situación. Esas circunstancias, que son las menos pensadas y que suceden tan rápido, reflejan mucho a una persona”, agregó.

Otros que comentaron el hecho fueron Miguel Ángel Fernández (cientista político de la U. del Desarrollo), quien apunta que la indecorsa situación dejó menoscabado el liderazgo tanto de José Miguel Insulza como de Alejandro Guiller. Aldo Cassinelli (del Instituto Libertad) opina que su imagen en segmentos jóvenes quedará muy dañada.

Por otro lado, el cientista político José Miguel Izquierdo tiene una opinión distinta: “Guillier es de esos candidatos que los atacan y crecen, como pasó con Bachelet o Lavín. Insulza no existe en la carrera presidencial, no tendrá ningún efecto para él. Acá el imprudente fue Fantuzzi”, cierra.