Marcelo Bielsa, conocido por sus inquietudes sociales y su profundo entendimiento del fútbol, llegó a Chile hace unos días.

Una fotografía, en la que posaba alegre con un fanático, delató su presencia en el país e inmediatamente comenzaron las especulaciones respecto a posibles reuniones con directivos de clubes.

Sin embargo, la razón de su visita sería otra: según información de La Segunda, visitará junto al sacerdote Felipe Berríos el campamento La Chimba, en Antofagasta, donde vive y trabaja desde 2014 el jesuita.

Bielsa y Berríos se hicieron amigos cuando visitaron juntos una serie de lugares afectados por el terremoto de 2010.

Sólo para recordarlo, te dejamos aquí el día en que el rosarino desairó -como todo chileno querría hacerlo- a Sebastián Piñera.