Un nuevo episodio de violencia policial contra el pueblo mapuche se vivió hoy domingo en Curaco, comuna de Collipulli, en la novena región del país. El joven de 17 años Brandon Hernández Huentecol fue baleado por la espalda con una bala de calibre 12 de una escopeta antimotines, perteneciente a un sargento segundo de Carabineros.

Según informa Radio Villa Francia, Carabineros habría llegado a realizar un control de identidad en el kilómetro 8 de la ruta entre Curaco y Collipulli. Entonces, un grupo de personas se habría enfrentado con los efectivos policiales por la forma en que realizaban el procedimiento a un niño de 13 años. El joven sería el hermano menor de Brandon, quien llegó al lugar a auxiliarlo. Entonces es cuando también fue reducido en el suelo, momento en que un oficial de Carabineros disparó su escopeta.

Brandon fue trasladado a la clínica alemana de Temuco, donde permanece con riesgo vital y diagnóstico reservado.

Entrevistado por Radio Bío Bío, el subprefecto de Carabineros de Malleco Juan Pablo Espinoza confirmó que la institución realizará una investigación para esclarecer los hechos.

La situación vivida hoy recuerda otros dos trágicos eventos en que Carabineros disparó por la espalda a jóvenes mapuche. En 2008 fue asesinado por la espalda Matías Catrileo. Un año más tarde, pasó lo mismo con el joven comunero Jaime Mendoza Collío.