A través de un comunicado publicado en su sitio oficial, la FIFA anunció que la selección chilena no podrá jugar los partidos ante Paraguay y Ecuador en el Estadio Nacional, en el marco de las clasificatorias a Rusia 2018,  por una sanción dictaminada a raíz de nuevos cánticos homofóbicos.

Solo durante estas eliminatorias, el país ha sido sancionado en siete ocasiones por los cánticos descriminadores. Sin embargo, los hinchas parecen no entender.

La última vez ocurrió en un partido contra Bolivia, donde los cantos racistas y alusivos a la disputa territorial que existe por el mar marcaron la tónica en el estadio.

Además de la sanción -agravada por las reiteradas faltas de esta índole-  se suma a una multa de 30 mil francos suizos (unos 20 millones de pesos).

Así, Chile deberá jugar ante Paraguay por la fecha 15 en agosto, y Ecuador, por la fecha 17 en octubre, posiblemente en el Estadio Monumental.

En marzo la selección tendrá que enfrentarse a Venezuela en otro estadio por sanciones previas, al igual que el último duelo ante Bolivia.