El caso de Asexma, después de que el gremio empresarial regalara una muñeca inflable al ministro de Economía Luis Felipe Céspedes, sigue generando polémica. El viernes pasado, el directorio ratificó la continuidad de Roberto Fantuzzi, a quien se le ocurrió el regalo.

“Lo ocurrido, además de ser reprochable es inaceptable. Sin embargo creemos que esta lamentable equivocación no puede destruir la gigantesca y eficiente tarea desarrollada durante tantos años a la cabeza de la institución. Muchos hechos más se podrían argumentar en favor de Roberto Fantuzzi y es por ello, que el Directorio no puede aceptar su dimisión como consecuencia del error cometido“, dice el comunicado, en el que piden a las autoridades y a la opinión pública “dar vuelta la hoja”.

El mismo comunicado finaliza manifestando que “la ex presidenta del gremio, Patricia Pérez, manifiesta la aceptación de los puntos planteados en esta declaración, pero aclara que lo correcto ante estos hechos debiese ser la renuncia indeclinable de Roberto Fantuzzi a la presidencia de Asexma”.

Según informa Asexma en su página web, el directorio -incluido los suplentes- está compuesto exclusivamente por hombres. Pérez, gerenta general de Blunding S.A., habría asistido en su calidad de ex presidenta de Asexma en el período 2006-2008. Fue la única mujer presente en la reunión, en la que manifestó su rechazo a la continuidad de Fantuzzi.

Pero según El Mercurio, Pérez, al no ser parte del directorio, no tiene derecho a voto. “Lo correcto ante estos hechos debiese ser la renuncia indeclinable de Roberto Fantuzzi a la presidencia de Asexma”, dijo.

A través de su cuenta de Twitter, Patricia Pérez insistió en su rechazo a la continuidad del empresario.