Ya ha transcurrido más de un año desde que la FNE destapara la colusión del papel en Chile. Participación de mercado y acuerdos en alza de precios se realizaron durante más de 10 años entre las empresas CMPC y SCA, quienes se delataron para obtener rebajas en sus sanciones.

El diario La Tercera tuvo acceso al documento de delación compensada que CMPC entregó a la Fiscalía Nacional Económica, donde se cuenta cómo operó la colusión del tissue y se revela que la empresa chilena en conjunto con la transnacional Kimberly Clark acordaron alzas de precios, coordinación en campañas promocionales e intercambio de información en el mercado de pañales de bebé.

Como consigna el diario, Tissue (CMPC Tissue) y Kimberly Clark realizaron “acuerdos de alzas de precios, intercambios de información de alzas de precios, coordinación en la participación en actividades promocionales y acuerdos de posicionamientos relativos de precios que habrían afectado al negocio tissue y que se habrían alcanzado en relación con acuerdos que afectaron al negocio sanitario”, señala el texto elaborado por el fiscal de CMPC, Rafael Cox. Indicando también que esos acuerdos involucran a los pañales infantiles, pero que también derivaría en otros productos del mercado sanitario.

Sin embargo, se señala que la colusión habría concluido en 2009, por lo que al no haber ninguna denuncia formal al respecto, el delito habría prescrito al haber transcurrido ya un plazo mayor a 5 años. 

Las reuniones entre los representantes de CMPC y Kimberly Clark se habrían desarrollado en distintos hoteles de la capital. CMPC relató que la primera de estas reuniones se habría efectuado el 2002, en el restaurante del ex Hotel Carrera, según el documento los involucrados en estos encuentros eran el ex gerente general de Kimberly Clark Chile, Gonzalo Eguiguren, y el entonces gerente general de CMPC Tissue Chile, Eduardo Serrano, reuniones que a lo largo de los años habrían derivado en el posicionamiento de la marca Babysec de Tissue y Huggies de Kimberly Clark. 

La autodenuncia de CMPC ante la FNE establece otra reunión, la que se habría efectuado el año 2008 o 2009. El contexto de este encuentro estuvo marcado por una “guerra de precios” entre ambas compañías, y los ejecutivos “de Tissue y de Kimberly Clark, Rafael Schmidt y Tomás Izcue” se reunieron en un café “en el Parque Arauco o en el Alto Las Condes” con el objetivo de poner fin a dicha guerra.

El ejecutivo de CMPC habría dicho a su par de Kimberly Clark que tenía “un posicionamiento de las marcas definido en relación con Kimberly Clark, y que lo iban a buscar mantener, aunque ellos bajaran los precios”. La respuesta del representante de Kimberly Clark, según el documento, habría sido que al bajar los precios “no hacían más que reaccionar a la agresividad de Tissue”.

CMPC agregó que entre el año 2000 y 2014 su participación de mercado pasó de 0% a cerca de 30%, a costa de Kimberly Clark y Procter & Gamble. En el caso de esta última firma, CMPC señala que su investigación no encontró evidencia de acuerdos entre ambas, pero que habrían existido “intentos puntuales por parte de Felipe Alamos de contactar a sus ejecutivos y también intercambios de información, a través de terceros, relativa a las alzas de precios”.

La salida de la gerencia general de Gonzalo Eguiguren de Kimberly Clark es considerada por CMPC en su autodenuncia ante la FNE como el punto final de los contactos, señalando que tras su partida “no se habrían mantenido los contactos entre ambas empresas”.