Fueron los dichos del ministro de Justicia Jaime Campos, los que desataron la rabia del parlamentario Gabriel Boric. En plena sesión del Congreso de este martes 20 de diciembre, Campos dijo que tras conocer el recinto del Sename en el que murió la pequeña Lissette Villa, se encontró “con un centro ordenado, limpio, pequeño. No vi los hacinamientos” añadiendo que este “tenía más comodidades de las que tuve en el internado del Liceo de Hombres de Talca”, donde estudió el abogado del Partido Radical.

Terminada su intervención, el diputado por Magallanes Gabriel Boric, no soportó las declaraciones del ministro y luego de pedir la palabra, arremetió contra Campos: “Me parece insólito que dejemos pasar lo que acaba de decir el ministro. Es una cuestión como que escapa a toda norma, es de una desfachatez, de una desvergonzura tremenda, dijo Boric. Pese a recibir un llamado de atención por parte del presidente de la cámara baja Osvaldo Andrade, el joven parlamentario no se detuvo y agregó: “Si esto tiene que ser un debate, que venga el ministro de Estado a decirnos de que el lugar donde murió Lisette es mejor que el internado donde el estudió, ¡que se vaya a la cresta!”. 

Sin embargo, horas más tarde, Gabriel Boric usó su cuenta personal de Twitter para referirse a sus dichos en el Congreso, asegurando que no había podido contener la impotencia y la rabia ante las palabras del ministro, y que lo fundamental era no perder el foco de la discusión y volver a lo importante: los más de 400 niños y niñas muertos en el Sename. Pidió disculpas por “contribuir a la polémica” e instó a Jaime Campos a liderar una propuesta para sacar adelante a la cuestionada institución en la que todos/as “tenemos que colaborar, sin pequeñeces”.