Tal como contó Radio Villa Francia, el 14 de diciembre de 1914, el obrero anarquista Antonio Ramón Ramón intentó vengar a los obreros asesinados en la matanza de Santa María, ocurrida 7 años antes, un 21 de diciembre.

El encargado de dar la orden de disparar contra los trabajadores fue el general Roberto Silva Renard, involucrado en otras matanzas obreras de la época, como la de Santiago en 1905 y la de Valparaíso en 1903.

En dicha matanza, Antonio Ramón perdió a su hermano Mauricio Vaca. Por eso y por todos los obreros muertos, Ramón Ramón urdió por siete años la venganza, que concretó cuando tuvo un encuentro con el general en las calles de Santiago Centro.

Con un puñal en su mano, Ramón Ramón intentó acabar con él sin conseguirlo y fue capturado por la policía. De su paradero no se supo, puede haber muerto en la cárcel, o haber sido expulsado del país, por haber intentado a castigar a una autoridad que la justicia chilena dejó impune. Hoy, en el lugar del hecho, se puede ver una placa conmemorativa.

captura-de-pantalla-2016-12-21-a-las-1-25-20-p-m