Cristián Rivera se llama el funcionario de Fuerzas Especiales que el domingo 18 de diciembre, en la localidad de Curaco, descargó más de 100 perdigones por la espalda contra el joven mapuche Brandon Hernández quien hasta el día de hoy se encuentra grave en el hospital.

El registro, subido a Facebook el domingo 19 de diciembre, muestra cómo Rivera se retira del lugar sin responder a la pregunta de Ada Huentecol, madre de Brandon: “¿Por qué le dispararon a mi hijo? (…) El lunes empezaba su práctica”, blindado además por otros dos funcionarios que le responden: “Señora, entienda una cosa, es un accidente. ¿Usted cree que no es complicado para nosotros venir a trabajar acá”. Ninguno de los carabineros tenía puesta su identificación.

Hoy Cristián Rivera permanece libre y sólo con fijación de domicilio, lo que le permite seguir realizando sus funciones, luego que el fiscal Jorge Bustos catalogara el hecho como un “accidente” luego de revisar el informe elaborado por la PDI.

Mira el video acá: