Destacando que entra en la recta de los 15 meses finales de su gobierno, el diario El Mundo de España realizó una extensa entrevista a la presidenta Michelle Bachelet, donde se tocó desde la situación internacional, el flujo migratorio hasta la agenda reformista de la Nueva Mayoría y las dificultades que han enfrentado.

Respecto al acontecer mundial, la presidenta Bachelet tuvo palabras para analizar el triunfo de Trump en Estados Unidos, enlazándolo con el Brexit británico. “También acá han surgido movimientos de personas que no se sienten representadas por las fuerzas políticas tradicionales y creo que se explica porque los partidos no se han logrado ‘aggiornar’ [actualizar] a los nuevos acontecimientos”, señaló. En cuanto al ‘Brexit’, para Bachelet esto “demuestra el malestar de personas que han sido marginadas, muchas de ellas con menor educación, que quedaron sin empleo por un sinfín de razones, no solo por el libre comercio o la globalización, y que finalmente sienten que el ‘establishment’ no se la juega por ellos. En ese clima de descontento, cuando además la gente percibe lejanas a las instituciones, siempre está el riesgo de crecimiento del populismo o incluso más allá, de la extrema derecha, que apelan a los sentimientos, a lo emocional”, explicó.

En cuanto a la situación migratoria de nuestro país, la mandataria destacó que “Chile es un país muy abierto. Estamos recibiendo una media de 2.000 ciudadanos haitianos al mes, también colombianos o dominicanos, y, si estas personas consiguen un contrato de trabajo, logran un permiso de residencia y se pueden quedar”, explicó, añadiendo que “Es cierto que en algunos lugares han surgido sentimientos contrarios a la inmigración, pero en otros, como las escuelas, se produce la integración. Estuve en un colegio y vi cómo los chicos se hacen amigos, organizan ferias de gastronomía de diferentes países, bailes… Hay una diversidad que los niños perciben de manera muy positiva y sin discriminación”, rescató.

En medio de preguntas sobre su agenda de reformas la presidenta Bachelet destinó tiempo a defender la iniciativa de despenalización del aborto en tres causales. “Creo que la ley establece de manera seria esos tres supuestos y no obliga a ninguna mujer a abortar”, especificó, relevando que “sí permite que aquellas mujeres que en esas tres causales, por diferentes condiciones, prefieran interrumpir el embarazo puedan hacerlo sin ser castigadas. Además, el proyecto de ley incluye medidas de acompañamiento y apoyo para las mujeres que en esos casos decidan seguir adelante con su embarazo”.

Bachelet también tuvo palabras para la crisis de popularidad que atraviesa su gobierno, señalando que “estamos instalando las bases para un país más justo. Si hay reconocimiento de ello, no lo sé. Pero yo no opté a la Presidencia de la República para tener estatuas o calles con mi nombre, sino para hacer lo que tenemos que hacer” Y, si por ejemplo con la reforma educacional logramos que dentro de algunos años todos los niños chilenos tengan una educación de calidad y que la educación además juegue el papel de abrir oportunidades, con eso seré feliz.