Cerrar publicidad
País Desconcertado 22.12.2016

Ejecutivo pesquero desmiente a Patricio Walker y revela cómo hacía llegar las platas truchas a Iván Fuentes

Testimonios y registros de correos electrónico echan por tierra la declaración de Walker de que le solicitó a modo personal los fondos a Carlos Vial, pero no a la industria de la pesca.

Por @eldesconcierto
/ Agencia Uno

 

Desde que hace meses el programa Informe Especial revelara el financiamiento irregular de la campaña del diputado DC Iván Fuentes, el senador Patricio Walker ha insistido en que el consiguió el dinero de buena fe. En su declaración judicial de hace dos semanas, Walker señaló que “la petición al señor Vial fue hecha como persona natural” y que, entre otras cosas, “en el mes de julio del presente año 2016 alguien accedió sin mi autorización a mi cuenta de correo Gmail y de la cual eliminó prácticamente la totalidad de los correos”. Pero el testimonio del director de Friosur, Claudio Pumarino Bontempi, revelado hoy por The Clinic echó por tierra la versión de Walker y lo vinculó directamente a la industria pesquera, así como a una familia conocida de la DC: los Del Río.

El pasado martes 6 de diciembre, Claudio Rodrigo Pumarino Bontempi, director de Friosur, declaró ante la fiscalía. Según reveló Pumarino, fue él quien contactó al abogado Tomás Walker, hermano del senador DC, a principios del mes de junio del año 2013 “para encargarle la realización de un trabajo. Esto parte por una solicitud que le hace Patricio Walker a Carlos Vial de dinero para ayudar a Iván Fuentes, se refiere a una cantidad de doce millones de pesos, y este último lo manifiesta en una reunión en Santiago donde estaban él, don José Luis del Río y yo”.

Pumarino agrega que “cuando conversé con el abogado Tomás Walker le manifesté que los dineros que se pagarían, esto es seis millones de pesos por el trabajo encomendado, serían para ayudar a Iván Fuentes, ante lo cual el me señaló que no tenía problemas, salvo que el abogado que haría el trabajo de su estudio cobraría una parte de esos honorarios, ante lo cual yo manifesté que era un tema del estudio y revisara la mejor forma de ayudar a Iván”, agregando que “Posteriormente Tomás Walker no me señala en definitiva qué pasó con el pago ni los dineros, pero sí me llegó el informe oportunamente antes del cierre contable”.

Así, el 25 de junio de 2013, Tomás Walker envió a Pumarino una boleta por $6 millones de Alejandro Correa Rivera, entonces abogado de su estudio Walker y Valdivia Abogados.

La conexión japonesa

Otros 6 millones llegaron desde la industria pesquera a Iván Fuentes, coordinados por Fipes. Pese a que Walker no dispone de sus correos electrónicos, que acusa fueron borrados por un desconocido, la Fiscalía ha accedido a los correos del vicepresidente ejecutivo de Fipes y a la vez presidente ejecutivo de Emdepes (del grupo Nissui), Mario Inostroza a Seiji Takahashi representante del la transnacional japonesa Nippon Suissan Kaisha (Nissui). Inostroza le escribe: “La recomendación es hacerlo por la vía de los salmones, dado el problema ocurrido con Corpesca Salmones Frío Sur pagará $6 millones esta semana y la idea es que NAL o Salmones Antártica pague la próxima semana. NO se recomienda que las pesqueras hagan aportes por lo antes mencionado. Se recibirá boleta de honorarios de estudio de abogados cuya glosa nos informarán posteriormente”, detalla este correo.

“A mí nunca Vial me informó que él solicitaría reembolsos para recuperar estos aportes (…) no hubo boletas ni facturas y personalmente actué con total buena fe, con la total convicción de que no había irregularidad alguna y menos ilícito”, aseguró Patricio Walker a la Fiscalía el pasado 5 de diciembre. Sin embargo, las declaraciones de Pumarino y los correos de Inostroza, ambos ejecutivos de Fipes, muestran que el dinero para la campaña a diputado de Iván Fuentes no salió del patrimonio personal de Carlos Vial, sino que de la industria pesquera.

Notas Relacionadas

Comentarios