Luego de una exitosa presentación como DJ set en Festival Day For Night en Houston, instancia donde los músicos usualmente comparten sus discos favoritos de manera más personal, Björk recibió una serie de críticas de algunos medios estadounidenses ligados al espectáculo por “esconderse en el escenario y no cantar nada”, pese a que había varios artistas masculinos presentándose en la misma modalidad, de los cuales no se mencionó nada en la prensa.

Las críticas no cayeron nada bien a la cantante nórdica, quien aprovechó de compartir un mensaje público en su cuenta oficial de Facebook, saludando a toda la gente por el solsticio de invierno en el hemisferio norte, y refiriéndose al hecho, el que calificó como sexista.

Como traduce el medio IsMorbo la artista declaró: “Como ustedes saben, por la mayor parte de mi carrera no me he quejado sobre el sexismo y simplemente he seguido adelante. Pero siento que hay una enorme corriente positiva en el cielo, un flujo lleno de posibles cambios. Algunos medios de comunicación no podían imaginarse que no estaba interpretando nada y escondiéndome detrás de la mesa de DJ, pero mis contrapartes masculinos no. Y pienso que esto es sexismo. Y al final de este año tumultuoso no es algo que voy a dejar pasar, porque todos merecemos los máximos cambios en esta energía revolucionaria en la que estamos actualmente”.

Finalmente para cerrar la publicación la cantante llama a sus fans a hacer que el año 2017 se haga la transformación. “¡El derecho a la variedad para todas las chicas allá afuera!, indicó.