El oficio, que tuvo el carácter de reservado durante tres meses revela que el fiscal Pablo Gómez solicitó el 15 de septiembre al Servicio Electoral antecedentes relacionados con presuntos aportes irregulares de la campaña presidencial de Michelle Bachelet en 2013.

Como consigna La Tercera, quien tuvo acceso al oficio, Gómez pidió conocer los gastos electorales rendidos, ingresados o aportes recibidos y declarados por Michelle Bachelet en su última campaña electoral, esto con el fin de conocer posibles aristas de aportes irregulares a campañas y actividades políticas.

Recordemos que el caso no había alcanzado a incluir los gastos de campaña de la mandataria, concentrándose solo en su precampaña, donde personalidades desde el extranjero trabajaban para su futura candidatura a la reelección, entre ellos Rodrigo Peñailillo, ex ministro del Interior, además de la empresa AyN, de Giorgio Martelli, quien recibía recursos de SQM.

Al mismo tiempo, la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente, presidida por el fiscal Carlos Gajardo, también tiene bajo observación aportes de empresas que fueron recibidos por la campaña de la Presidenta Bachelet, instancia de la investigación donde fue sido citado Giorgio Martelli, a causa de unas facturas que Ripley pagó a la consultora Credo, proveedora de la campaña de Bachelet y quien pertenece a Diego Perry, hijastro de Juan Carvajal, estrecho ex asesor de la Presidenta de la República.