Dos en menos de 48 horas. Jaime Campos, el a estas alturas polémicos ministro de Justicia, emitió unas insólitas declaraciones durante su visita a la cárcel de Valparaíso. Durante su visita, un grupo de funcionarios de Gendarmería se acercó a Campos para contarle sobre las irregularidades que se estarían cometiendo al interior del recinto penal.

El presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales de Gendarmería (Ansog), Joe González, fue quien le planteó la inquietud al jefe de cartera, a lo que Campos le replicó que el conducto regular no era este y que debía manifestar sus inquietudes por los canales correspondientes. Ahí es donde lo dijo:

“Perdónenme las damas aquí presentes, en una institución jerarquizada como la de ustedes, las bolas del director general están puestas las 24 horas del día en la mesa del ministro de Justicia. Y el ministro de Justicia ve cuando las corta o cuando las mantiene. Y si el director nacional no los recibió o no los escuchó, por favor, háganme lo saber”.

Entre las situaciones a las que se ve expuesto Joe González y que le hizo saber al ministro, están ser víctima de persecución, acoso y prácticas antisindicales; situación que lo llevó a poner un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Valparaíso, según informa Bio Bio.