Hasta el arzobispado de Concepción llegarán este viernes por la mañana los mineros del carbón de la mina Santa Ana de Curanilahue, quienes se encuentran hace ya casi tres semanas bajo la mina, para presionar al gobierno a fin de conseguir los 500 millones de pesos necesarios para echar a andar el yacimiento carbonífero.

En la instancia, se reunirán con organizaciones y sindicatos de la Región del Bío-Bío tales como la CUT, Asmar, Enap, trabajadores de la salud y sindicatos de pescadores, quienes manifestarán públicamente su respaldo y solidaridad en la justa causa que los mineros han emprendido.

A esta instancia además asistirá el senador Alejandro Navarro y Monseñor Fernando Chomalí, quienes han actuado como mediadores a fin de conseguir una solución a este conflicto social.

Al respecto, el presidente del sindicato de la mina Santa Ana, Luis Chandía, dijo que esperan que mañana “el gobierno de una respuesta definitiva a fin de no tener que pasar la Navidad bajo la mina”, recalcando que lo que ellos piden “es empleo, no subsidios”.

“Hago un llamado a la presidenta Bachelet, al ministro de Hacienda Rodrigo Valdés, a que se pongan la mano en el corazón y comprendan la situación por la que estamos pasando los mineros del carbón junto a nuestras familias”, señaló el dirigente.

Por su parte el senador Alejandro Navarro dijo que “desde el Poder Legislativo hemos agotado todas las instancias para destrabar el conflicto; presenté indicaciones, y luegoingresamos y aprobamos un proyecto de acuerdo en el Senado, que tal como en la Cámara de Diputados, obtuvo el apoyo transversal de todos los partidos políticos a fin de pedirle a la Presidenta Bachelet que inyecte los recursos necesarios para reactivar la mina”.

Navarro agregó que “los mineros de Curanilahue no quieren pasar la Navidad bajo la mina, por lo que esperan que el gobierno de una solución en el transcurso de la mañana, de lo contrario, sus familias descenderán junto a ellos este 24 de diciembre en un hecho que dejará al gobierno como uno de los más indolentes en la historia democrática de Chile”.