Cerca de 20 personas, entre familia, comunidad y redes de apoyo mapuche autoconvocadas, se tomaron la sede del Sernameg, del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, dirigido por la antropóloga comunista Claudia Pascual, a la espera de ser escuchados por las autoridades regionales.

La gente que está en la toma denuncia el racismo tanto del Estado como del gobierno chileno y, asimismo, el racismo y misoginia de un ministerio de la “Mujer”. Esto sucede justo cuando la primera sala de la Corte de Apelaciones de Temuco ha decretado nuevamente revocar el arresto domiciliario y devolver a la Machi Francisca al confinamiento en la cárcel. Se cumple entonces la perversión de un gobierno dirigido por una mujer ex presa política de la Dictadura, que como presidenta se hace parte de un gobierno que lleva adelante junto con una familia latifundista la acusación de terrorismo contra la autoridad espiritual mapuche Francisca Linconao Huircapán.

La gente mapuche exige la presencia del intendente en la Toma o ante la Machi en el Hospital intercultural de Temuco.

Bárbara Eitel, directora regional del Sernam, hace más de cuatro horas que prometió presentarse en las oficinas se Sernameg regional para escuchar a las redes de apoyo autoconvocadas. Sin embargo, aún no cumple su palabra.