Delito de injurias graves con publicidad. Esa es la sentencia con que el 8° Juzgado de Garantía declaró culpable al diputado independiente Gaspar Rivas luego de que este tratara al poderoso empresario Andrónico Luksic de “hijo de puta” durante una sesión en la Cámara de Diputados.

Los dichos de Rivas fueron reiterados por él mismo en algunos medios de circulación nacional, como Bio Bio y The Clinic, por lo que -según los abogados querellantes-, el parlamentario actuó con dolo, cuestión que agravaría la falta.

En tanto, desde la defensa del parlamentario indicaron que no existió insulto, argumentando esto con lo esgrimido por un perito lingüístico, quien señaló en la audiencia que “hijo de puta” no hacía referencia a una persona mala y tampoco era un tipo de injuria ni se pasaba a llevar el honor ni la dignidad de la persona.

Hugo Rivera, el abogado de Andrónico Luksic, declaró a la salida del tribunal: “¿por qué Rivas le dice ‘hijo de puta’ y no ‘hombre de mala fama’?”

La audiencia de lectura de sentencia quedó fijada para el próximo miércoles 28 de diciembre a las 9:50 horas. Los representantes del empresario esperan para Rivas una pena de tres años de cárcel, el pago de una multa de 150 UTM y la obligación de publicar el fallo en los medios donde Rivas injurió a Luksic.