Este viernes, la machi Francisca Linconao iniciará una huelga de hambre en señal de protesta luego de que la Corte de Apelaciones de Temuco revocara la medida cautelar de arresto domiciliario, provocando así su regreso a la prisión preventiva.

El caso de la machi se ha convertido en un constante entrada y salida de prisión. Ya es la cuarta vez que la Corte revoca la medida antes tomada por el Juzgado de Garantía. La votación en la sala no logró unanimidad quedando 2 contra uno a favor de la prisión domiciliaria. El voto en contra, definitivo para sancionar la prisión preventiva, fue el ministro Luis Troncoso.

La líder espiritual mapuche se encuentra en un delicado estado de salud. De hecho, ayer en la audiencia estuvo en silla de ruedas y tuvo que salir por problemas respiratorios.

Linconao es una de la 11 imputados por el asesinato del matrimonio Luchsinger-Mackay, juicio que se ha retrasado varias veces en el año y cuya principal prueba es el testimonio de José Peralino, quien ha acusado presiones de la PDI para culpar a las 11 personas.