Las arremetidas xenófobas y racistas a lo largo del mundo han crecido, sin duda, en los últimos años. Grupos en Europa y Estados Unidos han influenciado a otros recién incipientes que se forman en Latino América.

Uno de ellos es el Grupo de Acción Identitaria (GAI) que han ganado notoriedad en este 2016 gracias a sus panfletos y posteos en redes sociales donde llaman a detener la inmigración, volver a la pena de muerte entre otros cambios de tendencia conservadora.

En un manifiesto de 15 páginas que colgaron en su página web, explican que “el aumento de la violencia en los delitos y de las bandas de matones en varias ciudades del país es otra de las razones por la que es de suma urgencia poner fin a esta situación (facilidades en la inmigración). El narcotráfico, la violencia, el proxenetismo y prostitución, el matonaje, y la carencia de cualquier sentido de convivencia son el factor común que sufren ciudades como Antofagasta, Coquimbo, Santiago e Iquique, donde los chilenos, muchas veces, nos sentimos extranjeros en nuestros propios barrios”.

Sobre la delincuencia -otro caballito de batalla del grupo- proponen que se cambien la cárceles por “centros de trabajo no voluntario, donde la población penal cumplirá jornadas laborales productivas, que ayudarán a solventar los costos (en) que debe incurrir el estado para la mantención de los recintos”.

En otra de sus medidas polémicas, piden reestablecer la pena de muerte para así, según ellos, controlar la delincuencia.

“Restablecimiento de la pena de muerte para crímenes que revistan el carácter de gravísimo, pues comprendemos que en los casos donde el mérito de los antecedentes no dé lugar a dudas sobre la culpabilidad de los hechos, es la sanción más adecuada y con mayor respaldo ciudadano”, afirman.

Hace un tiempo, en este artículo, les mostrábamos los folletos de este grupo, Acción Identitaria, que puedes revisar aquí.